LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

TELEVISION: El final de Dexter

Como dice la canción: “Todo concluye al fin, nada puede escapar, todo tiene un final, todo termina”, el domingo una de mis series favoritas concluyó su ciclo, colgó los cuchillos, cerró las cortinas. Para los que seguimos Dexter desde siempre, luego de la 4ta temporada el declive de una serie atípica fue notorio e irritante.

Una violencia primitiva hacía que nos imagináramos a los guionistas siendo cazados salvajemente por un meticuloso Dexter Morgan, guionistas que NO eran inocentes, que eran culpables. Guionistas que encajaban en el código de Harry por haber asesinado sin piedad las últimas  temporadas.

“Comprá tu plástico, Dexter. Alistá tu mesa, Dexter. Sacá tus cuchillos, Dexter!” era el deseo de mi puro corazón.

323_8_0_prm-dexters8_1024x640

(Atención incautos, esto estará lleno de despechados spoilers)

En la reseña que contaba el inicio de esta filia nos quedamos en la temporada 7 (LINK AQUI), cuando la blonda Hanna McKay (Yvonne Strahovski) hizo su estelar aparición, y dijimos: “Ya son huevadas”.

Dexter, un personaje oscuro, un psicópata, un tipo ajeno a todo ñoñerío sentimental, uno que había pasado por personajes como Trinity, se derretía como helado al sol cuando veía a Hanna.

Ok, es la “evolución” del personaje, puedo aceptar y abrazar esa triste premisa, pero eso no implica que te pasés por el traste TODO lo demás, que te inventés en una sesión psiquiátrica un enamoramiento entre Debra y su hermano adoptivo, que el resto de tus personajes secundarios se vayan al carajo: Quinn, un pelele de oficio; Batista que ni se despeina con la extraña muerte de Lagüerta y su obsesión por probar que Dexter era el Carnicero de la Bahía, la hija de Masuka que aparece al reverendo pedo solo para quemar minutos en pantalla, el mismo Masuka que pierde su encanto perver , la doctora Vogel (una Charlotte Rampling merecedora de mejor suerte) que pudo estar a la altura de Trinity y termina como una vieja ridícula cuya preparación como neuro-psiquiatra brilla por su ausencia, un semi-ahijado (Zack) que desaparece tan pronto como comienza a despuntar y por último un némesis final (Oliver Saxon/Daniel Vogel) pusilánime y cutre.

Cada paso, cada pequeño giro que los guionistas prepararon en los últimos años, daba cuenta de la dejadez y repetición propia de series que se alargan demasiado, de series que debieron finalizar antes, que no supieron cuándo parar (House, How I met your mother, Grey´s Anatomy, LOST), y seguir el más que digno ejemplo de la gran Breaking Bad. En Dexter, hubo momentos que pudieron ser un suicidio todavía digno: el final de la 4ta y 7ma temporada daban para un final de serie.  Pero no, se estiró la trama como un chicle al que se le saca todo el sabor y esto es lo que tenemos.

ESTO.

En la temporada 7, nuestra Deb eligió entre Dexter y Lagüerta, mató a Lagüerta para luego ser golpeada por una culpa corrosiva. Eso mantuvo el poco interés que quedaba, saber qué iba pasar con Debra luego de tan tremenda experiencia. Quizás el único punto alto de la temporada anterior, porque todo lo demás: Hanna/Dex, los mafiosos ucranianos, y etcéteras eran un bostezo al infinito y un rezo a los dioses de la paciencia.

Así, con la muerte de Lagüerta en las espaldas comenzó la octava temporada, y así llegamos al episodio 12. El final de finales.

dexter-finale-729-620x349

Dexter, que se unió a Rita porque estaba dañada, que se metió con Lila y se dio cuenta que una loca bitch es eso: una loca bitch, que luego de quedar algo conmocionado por la muerte de Rita, siguió como si nada y se enamoró de Lumen, Dexter que siempre habló sobre lo importante que era Debra para él y que cuando Hanna intenta matar a Debra, elige a Debra y entrega a Hanna, ese mismo Dexter al que los años deberían “perfeccionar” y no hacerlo más miserable para cometer errores, es el que regresa con Hanna y sueña con un adolescente escape a Argentina. Y hago énfasis en lo de ADOLESCENTE.

Creo que los fans de la serie no objetan la “humanización” de Dexter, la búsqueda constante de esa luz en la oscuridad que siempre lo persigue, lo que objetamos es cómo se llegó a resolver la problemática de Dexter. El ser y la nada.

Puntos de conflicto y puteadas en la soledad que siempre dejan los créditos:

– Dexter, el sicario del boliche: Bueno, pues en la temporada final Dexter parecía una especie de sicario. La doctora Vogel es acosada por un psicópata que le deja regalillos en su puerta, busca a Dexter para que se “encargue”. La choca Hanna se casa con un multimillonario abusivo y controlador, busca a Dexter para que se “encargue”. Un poco más de dignidad, che. Y encima el menso se la pasa tratando de “encargarse”. Sí, el cojudo tiene un hijo, trabaja en el departamento forense de la policía de Miami, lidia con sus impulsos homicidas, su hermana está destruida por algo que ÈL desencadenó y tiene tiempo/ganas de ocuparse de esas damiselas en apuros.

– La subtrama amorosa de Debra con Quinn: O sea, el boludo de Quinn se mete con Jamie (nadie sabe cómo). Se muda con Jamie y sigue teniendo sentimientos por Deb, que NUNCA mostró estar realmente enamorada del susodicho. En el episodio penúltimo, de un momento a otro Debra que hasta hace poco suspiraba incestuosamente por los huesitos de su hermano adoptivo, lo besa y se reconcilian. Patético. Sin contar la huevada del anillo y el llanto fake de Quinn en el hospital.

-Hanna McCkay, desperate housewife: Horror, la psicópata sin escrúpulos de la anterior temporada, la que solo tenía que agarrar unos pimpollos y liquidaba a quien le diera la gana, la que no tuvo empacho en intentar matar a Debra, la que se escapó ladinamente de la cárcel y de una segura cadena perpetua, se queda resguardada en la casa de Debra jugando al papel de indefensión. Qué bonito! solo se dedica a cocinar, limpiar, cuidar a Harrison y soñar con su ida a Argentina.

– La doctora Vogel: En los avances de la última temporada nos decían que íbamos a conocer los orígenes de Dexter y del código de Harry. Al principio cuando aparece la doña, pensamos que sí, que puede funcionar, y apostamos por una lucha madre/hijo, maestro/estudiante, creador/criatura, que haga saltar cualquier cosa vista anteriormente. Naranja Fanta. Vogel no solo no aporta nada a lo que ya sabemos de Dexter, sino que en cada capítulo se desdibuja notoriamente, para acabar su participación de una manera predecible y ñoña.

dexter_141319-L0x0

– Que Dexter no mate a Saxon cuando lo tiene a su merced y llame a Debra: Supuestamente es un momento clave, el espectador ve que el viaje de Dexter ha alcanzado un lugar que nadie se imaginó…No “necesita” matar a Saxon, tiene otras prioridades y además puede darle ese trofeo a su hermana Debra, que recién ha vuelto a las filas de la policía de Miami. TODO BIEN. Lo compro, siempre y cuando no lo pongás en una situación tan estúpida como la de Clayton llegando a cagarlo todo, y Debra venteándose afuera del boliche en lugar de estar vigilando al tipejo, y luego entra como mensa al cuarto y se hace balear. Bello.

– Que Dexter desconecte a Debra y la lleve al mar: Bueno, sí. Esa fue una escena jodida, debo reconocer que derramé unas cuantas lágrimas involuntarias mientras murmuraba “Malditos hijos de su chancha madre” entre la vergüenza propia y ajena. Sí,  el personaje de Debra (pobrecita) no tenía rescate posible. Estando las cosas como estaban era lo único que quedaba por hacer, desgraciadamente la escena y cómo sucedió parecía una telenovela. Carajo! cuando Dexter le hace eutanasia a la gorda de los archivos fue más memorable. Lo del mar, lo entiendo. Ese era su cementerio, el significado es simbólico y además se dirigía hacia la tormenta. Nuevamente, TODO BIEN, pero no seás tan cojudo de hacer que la saque delante de todo mundo en una camilla, liada con una sábana, la meta a su yate y NADIE los vea. Y ya pa´rematar: los efectos especiales paupérrimos que le pusieron. Una post-producción que hacía pensar en Sharknado (la peli chota para televisión en la que una ciudad es azotada por un tornado que lleva tiburones dentro). Señores, si no pueden poner una tormenta decente: NO LA PONGAN.

– Oliver Saxon: Cuando finalmente se revela quién es el asesino de la temporada y sus oscuros orígenes, pudieron botar la casa por la ventana. El sujeto tenía acceso a la computadora de Vogel y sabía con pelos y señales todo lo relacionado a Dexter y a Debra. En lugar de ser el estúpido que se queda poniendo cara macabra en distintas escenas pudo hacer mucho más con esa información, qué tal ir lanzando poco a poco pistas a la policía de Miami sobre los Morgan. Qué tal ir descubriendo para el mundo el monstruo y la complicidad de la hermana del monstruo? Qué tal ir matando uno por uno, en orden de importancia inversa a la gente que Dexter amaba. Seh! (insertar emoticón maquiavélico) Digo, el personaje pudo ser mucho más jugado y se queda en un aprendiz que se dirige al hospital a liquidar a Debra y es detenido de la manera más amateur del mundo. Apartate, Mr. Bean!

2013-09-20_0201

– Dexter vive, pero está muerto: Seh, puedo ponerme filosófica al respecto y pensar que sí, que luego de tanta fechoría, y de tanta sangre que corrió a su alrededor, la muerte física era algo demasiado ligero para le personaje. Puedo pensar en mi cama al anochecer, que sí, que qué jodido que el pelotudo sobreviva sin posibilidad a reencontrarse con su hijo y su dulce Hanna, con la culpa de lo que pasó con Debra y todo el holocausto a su alrededor. Puedo creer que existe un renacimiento, pero que de nada sirve. Es la nada de la nada. El vacío del vacío. Dexter ya no es Dexter, es un leñador con una nueva identidad. Un lobezno cualquiera. Pero oye, no me vas a poner una lanchita de mierda yendo hacia una tormenta, quedando hecha pedazos y que el camba sobreviva campante. Solo porque a los guionistas les da la gana. Habrá quien diga, sí, lo que pasa es que Dexter había planeado eso, y en realidad no se dirige hacia la tormenta, sino a cumplir su plan y hay elipsis temporal. Ok, la joda es cómo está narrado… Es tan pobre que dan ganas de cavar un pozo, enterrarse adentro y asfaltar.

– Harrison se queda con Hanna y se van a Argentina: El personaje de Harrison siempre fue un niño callado, poco expresivo, no era muy cariñoso ni con Deb, ni con Jamie, un porcentaje de eso era porque el niño actuaba muy mal (ver escena del accidente en la caminadora) y otro porcentaje por el morbo que despertaba la posibilidad de que saliera igual a su padre. Los guionistas hicieron que pareciera encantado con Hanna y Dexter pensó que era buena idea que Hanna, una psicópata asesina se quedara con la criatura. A ver, en qué planeta vivimos! Harrison era hijo de Rita también, y tenía dos medios hermanos Astor y Cody, y además abuelitos. El pelotudo de Dexter se aleja para no dañar a nadie más, y es un poco contradictorio que crea que es mejor que una tipa claramente psicópata, cazada por Elway se lleve a su hijo a comer dulce de leche, sin darle la oportunidad de llevar una vida normal, familiar, con la familia de Rita. Maldito seas, Dexter!

Como ven es demasiado bochorno para una sola temporada que además cerraría las andanzas de un personaje que en su momento fue políticamente incorrecto.

En realidad, esa sería la rabia que hoy anida en los corazones de quienes amaron a Dexter, que la serie se inició como algo diferente, que no tenía concesiones con el público, una serie a la que no le temblaba la mano para poner en pantalla el brutal asesinato de Rita, que no quería contar una tierna historia de amor y redenciones, que navegaba en las aguas turbias de lo oscuro, lo irreductible. En el episodio final, lo más cercano al viejo Dexter es cuando mata a Saxon en su celda, esa escena fue el chispazo, el pequeño deja vu de todo lo vivido.

Dexter-Espana-horas-despues-EEUU_TINIMA20130919_0507_18

En un universo paralelo los finales posibles incluían la muerte de Dexter cazado por la misma Debra y sus ex-colegas, o sino nada, que continúe con el oscuro pasajero gobernando su vida como suele ocurrir con todos los asesinos seriales.

Uno de los que fuera productor de la serie dijo que el final pensado en las primeras temporadas para Dexter era que luego de que pasen todas las temporadas, la escena última nos lo mostraría en el corredor de la muerte. Había sido atrapado. Estaba esperando su castigo. Lo visto hasta ese momento era un repaso al pasado, a cómo llegó a la prisión.

No sé. Ahora que la leche se derramó se pueden decir e inventar un montón de teorías, finales alternativos y pajas mentales al respecto. Quizás, todo termine siendo como ese episodio de The Middle en que Frankie miraba fielmente The Bachelor y queda devastada porque el soltero eligió a la que no era su favorita. Frankie lloraba, comía comida chatarra, no podía dormir, ni trabajar, descuidaba a sus hijos porque en sus propias palabras: “No puedo superarlo”. Su hijo menor la saca de la depresión nacida por un mundo ficticio encerrado en una cajita cuadrada, le hace ver que no importa lo que ella sienta, ESE era el único final posible y todos los capítulos previos eran un camino hacia ello.

Así que se podrán gastar ríos de palabras acerca del final de Dexter, se puede guardar un resentimiento tóxico hacia los guionistas que nos llevaron a ese destino, tu oscuro pasajero puede idear venganzas coreanas para responder a  la afrenta cometida después de 8 años de fiel visionado, pero The Middle tiene razón, YA FUE. Los restos del Slice of life y el cuerpo de Deb en el fondo del mar, así lo prueban.

(espacio para guardar la gotita de sangre en el vidrio)

Hasta siempre, Dexter Morgan.

Lo mejor: que finalmente terminó, era como un paciente con una enfermedad terminal al que es doloroso ver y no descansa en paz.

Lo peor: un cierre que deja sabor a poco, más por el apartado técnico y narrativo, que por la idea en sí misma de que cosito sobreviva

La escena: cuando Dexter desconecta a Deb y cuando Dexter mata a Saxon en su celda.

Lo más falsete: la tormenta

El mensaje manifiesto: el castigo llega

El mensaje latente: el castigo llega de mano de los guionistas

El consejo: guarda el tibio recuerdo de la temporada 1, 2 y 4

El personaje entrañable: Debra, al final la vapulearon tanto, la quebraron con tanta huevada, que ya se sentía una simpatía honesta por ella

El personaje emputante: Quinn, Hanna, Vogel, Saxon, la hija de  Masuka, el Dexter enamorado, Elway…bahhh casi todo el elenco…

El agradecimiento: que terminó, al pedo, pero terminó.

18 Comentarios

  1. Hola! Yo vi Dexter hasta la 6ta. temporada, honestamente el declive era muy evidente, (no lei tu review, porque capaz me animo a completarla hehe) pero te queria preguntar sino has visto Breaking Bad. A mi gusto, es lo MEJOR de la tele gringa en los ultimos años (con permiso de The Wire o The Sopranos) y justo se viene el final de la serie este domingo. Esta ultima temporada (dividada en 2) es espectacular!!

     
    • Es todo muy triste chueks!!! todo se fue a la mierda sin salvataje posible. No sé si animarte a terminar de verla, no sé. Estoy recién empezando Breaking Bad y por donde voy me parece genial!!! Te cuento que The Wire no me gustó…digan lo que digan…Los sopranos sí, The Wire, no. Solo llegué a la segunda temporada y abandoné la labor…en fin…Sherlock Holmes de la BBC me encantó, y a ver si las nuevas apuestas de Sony y Warner dan sorpresas…ya estaré comentando. Besos

       
      • Empieza un poco lenta, pero sigue con ella!, a partir de la segunda temporada a mi gusto despega y solo se pone mejor y mejor hasta el final, totalmente lo opuesto a Dexter. Te decia que BB es lo mejor de la tele gringa, porque sin lugar a dudas las series britanicas son muuuucho mejores (ellos realmente van por lo de calidad vs. cantidad, fijate como en Sherlock cada capitulo es practicamente una pelicula y son temporadas de 3 capitulos).
        Si estas con la BBC otra serie que te recomiendo es Luther, muuuy buena, de antiheroes que estan tan de moda. The Fall con la Gillian Anderson tambien me gusto, (ojo con el asesino protagonista). Es que me parece que los gringos estan copiando la receta britanica, mira que Breaking Bad normalmente tiene 13 capitulos por temporada bien hechos, pero compara con Lost por darte un ejemplo, que llego a tener temporadas de 25 capitulos, donde al menos la tercera parte sobraba. Besos.

         
        • YA LA TERMINE!!!!!! OMFG (Oh my fucking god!) la disfruté un montón, pronto escribiré sobre ella!…te tomo las recomendaciones de la BBC y concuerdo totalmente, menos temporadas, mejores historias. No se desparraman ni se repiten tanto!…y en BB las temporadas son cortas…la historia está muy contenida, es genial! a diferencia de otras huevadas que se inventan para alargar las tramas…ya escribiré a pronfundidad! Besoss

           
      • jajajaja Donde NO vamos a discrepar (creo) es en/con “Breaking Bad”: es lo MAXIMO!!!!! De todas maneras, insisto, la segunda temporada de WIRE, ambientada en el mundo de los sindicatos portuarios….. es NOTABLE!

         
        • Exacto! NO discrepamos!!! hmmm segunda temporada de The Wire? HMMMMM cuando estaba viendo la primera, y le mencionaba a un amigo fan las cosas que no me llegaban (está plagada de lugares comunes) me dijo que todo lo demás era igual, y que si no me había gustado hasta ese momento, no me iba a gustar nomás y VOS! Vos paolo me estás avalando la segunda??? jejeje soy capaz de terminar de verla oye…

           
  2. che, muy buena reseña! yo estoy abrumada con el final, no lo digiero o como decís “no lo supero”, comparto lo que mencionás con tanto detalle, es eso, fue una gran serie y nos dio grandes momentos, me quedo con eso. saludos desde argentina

     
  3. El problema de Dexter es que no supieron acabarla cuando las ideas se acabaron, trataron de aprovechar el éxito más de lo debido y el resultado fue lamentable….

    Sobre The Wire (sin dudas la mejor serie de todos los tiempos) trato de entender a quienes dicen que no les ha gustado, pero no puedo evitar que mi autoestima y orgullo se inflen y me sienta superior a esa persona, es como, cuando una pintura de Dalí te llega y emociona y alguien al lado dice no entiendo de qué va esto…

    En todo caso The Wire hay que llegar mínimo hasta la cuarta temporada, por lo menos por cultura general.

     
    • Jose, pues sí, demasiados capítulos sobrantes en Dexter.
      Sobre The Wire es muy curioso eso que decís de la autoestima y el orgullo y el sentirse superior solo por una miserable serie, que puede o no ser la mejor, pero es eso, una serie de tv., es como que da la impresión de exactamente lo contrario jejeje
      en la vida no hay verdades absolutas, hay gente que puede gustar de dalí y gente que no, ni uno es mejor que el otro ni viceversa.
      No sé si llegar a la 4ta temporada de The Wire amplíe mi cultura general, visto lo visto, ya me hiciste dudar :p lo voy a pensar.
      Besitos

       
  4. tengo mil y una excusas por las cuales no he mirado esta serie y no la voy a mirar pronto. Algún día tal vez. Este comment mi querida Mónica es para pedirte, casi implorarte que escribas algo de game of thrones.

     
  5. Hola! Pfff no pude evitar leer que te llamas igual que yo, Mónica! 😀 Y bien, además del hermoso nombre que tienes, sólo quería pasar aquí y decir que tu reseña es la más detallada y exacta que he leído hasta ahora. La serie me quedó mucho a deber por los personajes improvisados que empezaron a añadir como relleno a una declive que se veía venir, no hay más que añadir, estoy de acuerdo con absolutamente todas las palabras que has escrito, debo confesar que me hubiese encantado que esas muestras de cerebro fueran producto de un plan finamente ideado por la misma Dr. Vogel, que impactante hubiese sido que ella resultara ser una mente maestra asesina y además de estudiar a los psicópatas, ella fuera una de ellos; que después de toda una vida secreta, planeara aquello de las muestras cerebrales para atraer a Dexter y finalmente matarlo, que tal vez él fuera su última víctima.. Bah.. Creo que tenía todo para dar una vuelta de 180° grados a la serie y convertirse en el último de los asesinos de la misma: Discreta, pero inteligente, al igual que Dexter!, escondiéndose tras la máscara de una profesional, pero estando cerca de lo que para ellos era una necesidad: el asesinar!.

    Pero en fin, sólo quiero felicitarte por tu excelente reseña! Espero que no dejes de escribir porque tienes talento; y decir que estaré al pendiente para cuando subas una nueva! 😀 Muchos saludos desde México!

     
    • Querida tocaya! efectivamente, además del hermoso nombre nos une Dexter. Es una pena que las expectativas generadas por sus viejas glorias no llegaran a cumplirse. Sin embargo, nos dejó grandes momentos y grandes recuerdos, y ya eso es algo. Gracias por los piropos!! Me sonrojo en la linda Santa Cruz de la Sierra. Saludos hasta el no menos lindo México.

       

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Últimos de Mónica Heinrich

Go to Top