LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

TEATRO: El Pato Salvaje

Por: María José Ferrel

El actor, director y dramaturgo Percy Jiménez alista nueva obra en busca de darle continuidad a un equipo de trabajo colectivo.

El Pato Salvaje es la obra que da inicio al proyecto “Cooperativa Tamayo”, se trata de una adaptación del clásico de Henrik Ibsen y se estrena en La Paz el próximo 6 y 7 de julio en el teatro Calvert. Tendrá también una gira nacional y reúne a una constelación del teatro boliviano.

IMGPadreHija

En la obra actúan Cecilia ‘Tik’ Michel y Erika Andia quienes junto -a los ya reunidos en Tamayo: Mauricio Toledo, Freddy Chipana, Miguelangel Estellano y Bernardo Rosado- apadrinan el debut en las tablas del músico Jorge Zamora.

A este grupo se une el talento de Paola Oña en el vestuario, la originalidad de Carlos del Águila en la escenografía y la juventud de Guillermo Sainz en la producción ejecutiva. La música, iluminación y diseño gráfico son producidos por miembros de la Cooperativa Tamayo que además son actores de la obra.

 Según Jiménez debido a las condiciones de producción de arte existentes en Bolivia algunos creadores tienden a tener una actitud solipsista o de “yoismo” en la producción, provocando una exacerbación de lo individual por encima de lo colectivo, esta actitud se traduciría en un pensamiento “individualista y por tanto tuerto, sesgado, obnubilado”.

Esta es la razón principal del nacimiento de la Cooperativa Tamayo.

Como colectivo, consideramos que la actitud individualista a la que nos llevan nuestras circunstancias, no hacen más que mantenernos con la cabeza en el agua, sin poder ver más allá de nuestras narices. Contra esta concepción planteamos que sólo a través del otro es posible la creación. Es en el espacio que nos separa del otro, valorizado de manera correcta, que seremos capaces de superarnos a nosotros mismo¨, apuntó el director.

Jiménez explicó que la Cooperativa trabaja en base a tres líneas, que, si bien exceden el ámbito de la estética o del arte en sí mismo, buscan potenciar su quehacer: Lo colectivo, el afecto y el deseo.

“El Pato Salvaje, no es una decisión gratuita, primero porque conlleva por detrás la idea de sostener un equipo de trabajo que ha resultado muy potente, me refiero a la Cooperativa, que a su vez representa una búsqueda en nuevas formas de asociarse. Por otra parte, creo que esta obra produce ecos muy profundos en nuestra realidad hoy, desde políticos, humanos y sociales entre otros. Pienso que será un trabajo al que nadie podrá permanecer indiferente y espero que cuando la obra haya terminado y el público salga del teatro, no pueda olvidarse muy rápido de ella¨.

Sobre El Pato Salvaje

El Pato Salvaje proviene de una tradición de lo que algunas llaman realismo psicológico, donde la curva dramática del personaje está explicada en su psicología, algo muy de la época (finales del siglo XIX), y donde las ideas evolucionistas y positivistas están plasmadas en el texto.

post-1

Sin embargo, para Jiménez, esta obra, marca dentro de la producción de Ibsen, un primer paso hacia lo que sería un teatro simbolista, corriente que el autor noruego fue poco a poco abrazando.

“Mi trabajo como dramaturgo, -en el sentido de adaptar la pieza-, fue el de limpiar todo ese psicologismo, para hacer aflorar con mayor claridad el simbolismo, de manera que el texto tienda a quedarse en lo esencial. De esta manera, adquiere una contundencia inusitada, más acorde a nuestro tiempo y a nuestra sociedad”.

Jiménez indicó que al quitarle los justificativos psicológicos, la obra también adquiere un carácter más violento, donde los personajes, están sometidos a situaciones, y donde es la situación lo que hace que el personaje sea ridículo u obscuro: “en ese sentido, eso es algo aprendido y robado a Shakespeare”.

Sinopsis

elpatosalvajetikjor

Después de quince años, Hiarlmar Ekdal y su amigo Gregorio Werle, se reencuentran. Gregorio ha vuelto buscando vengarse de su padre y para ello no vacilará en utilizar cualquier cosa, eso incluye, la familia de su amigo, Hialmar. Él quiere demostrar que su padre ha forzado el casamiento de Hialmar con la antigua empleada en la casa Werle (Gina Apaza) para ocultar, no sólo una hija bastarda, sino también su responsabilidad en los hechos de corrupción que llevaron al padre de Hialmar a la cárcel.

En esta realidad, nadie es quien parece ser. Detrás de cada quién se ocultan secretos que podrían alterar gravemente la estabilidad de las cosas.

Facebook: #ElPatoSalvaje 

Twitter: #ElPatoSalvaje

Blog: Textos que Migran 

María José Ferrel

Últimos de teatro

Go to Top