LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

BROADWAY: Something rotten!

Nothing’s as amazing as a musical!

Si estás en Nueva York, si querés ir a Broadway, si rompiste tu alcancía para poder ver alguna obra y estás en el Times Square sin saber para qué lado jalar en el tetín marín de do pingué, PARÁ DE SUFRIR! Dirigí tus piecitos directo al teatro St. James y comprá sin mayores preámbulos tus tickets para Something Rotten!.

Porque esta obra es LA OBRA!, así, con exclamation point.

keyart-exclamation4

Ya nomás entrás al teatro y ves una decoración perfecta. El telón se abre y la secuencia Welcome to the Renaissance da la bienvenida al público que se sorprende gratamente y es automáticamente situado en el renacimiento, época en que la historia se desarrolla. Un excelente Michael James Scott es el encargado de ese cuadro, el ritmo es pegajoso, la coreografía impecable y poco a poco te vas sumergiendo en el tejemaneje de los personajes.

Esto estará lleno de spoilers, porque aunque lo cuente punto por punto lo que sentís al vivo es OTRO NIVEL y además, para que aquellos que no hablan inglés y quieren ver la obra igual puedan entenderla un poquito.

b1024865-31e2-492f-88a6-6a04035005b9-620x372Nick (Brian D’Arcy James) y Nigel (John Cariani) son dos hermanos con ansias de hacer la súper mega obra de teatro.

Oh, sueños de grandeza y salvajes desvaríos!

Nick está casado con Bea (Heidi Blickenstaff) y atraviesa duros momentos económicos, mientras que Nigel es el que escribe, el que lleva la responsabilidad de crear esa “obra maestra”.

En ese camino al éxito hay un pequeñísimo problema, el hombre del momento no es otro que William Shakespeare considerado un genio, un Dios y cuyas obras son las más vistas y comentadas del ambiente. Así vemos un número cuya frase principal es I Hate Shakespeare y que pinta de cuerpo entero la animadversión de Nick por el famoso bardo.

Nick, desesperado ante la imposibilidad de superar al infame Will, recibe ayuda de un vidente llamado Nostradamus (un genial Brad Oscar) que le dice que en el futuro lo in, lo que atraerá público como ovejas al corral, lo que va a ser lo más más del teatro será: un musical.

Nick asombrado exclama:

¿o sea, un actor está diciendo sus líneas y de la nada, solo empezará a cantar?

CBS_TONY_AWARDS_2015_PERF_02_SOMETHING_ROTTEN_CIAN_569952_640x360

Y tal cual, se inicia una secuencia de canto y baile espectacular, en la que se refieren a la estructura de un musical, a cómo la gente se volverá loca con las obras, a lo exageradamente cara que es una copa de vino dentro de los teatros, guiñitos a los musicales más conocidos de Broadway (Les Miserábles, Annie, Chicago, etc..) y gags perfectamente elaborados.

Cuando Something Rotten! te tiene absolutamente en sus manos aparece, así como una gloriosa epifanía, el señor Christian Borle para interpretar al odiado William Shakespeare.

Su secuencia Will Power y su “Es bueno verme o ¿qué?” nos hacen comprender a pleno porqué carajos le dieron el premio a mejor actor en los Tony de este año.

You sexy bastard!

8.210174

Nick, sin saber qué hacer con su musical y agobiado por la presión económica, narcisista y figuretti, recurrirá nuevamente a Nostradamus preguntándole cuál será el nuevo éxito de Shakespeare. Nostradamus tendrá un ligero problema de conexión mental y le dirá que ve la palabra Omelette.

Sí, sí, sí. No Hamlet sino Omelette. Nick, que confía plenamente en las dotes del vidente tomará la palabra Omelette para crear a su alrededor un musical con huevos danzantes.

Shakespeare también tiene sus problemas existenciales y aparece en escena para contarnos que Its hard to be the bard, por lo que en su crisis de la hoja en blanco y con guiñito a algunas versiones históricas de que Shakespeare realmente no escribía sus obras, se filtra en la obra de los huevitos.

You REALLY sexy bastard!

19ROTTEN-master675

Y sí, también hay tramas periféricas, Bea se viste de hombre para ayudar a Nick y lanza textos en pro de la igualdad de género, Nigel se enamora de la hija de un pastor, un pastor homofóbico que como vi en muchas obras de Broadway representan afeminado y secretamente gay.

Ojo, esta es una obra ligera, ligerísima, sin otro objetivo en la vida que hacer que el público pase un muy agradable momento y rendirle una tierna pleitesía al musical, burlándose de él mismo.

El texto es creación de John O´Farrel (Pollitos en fuga, entre otras) y Karey Kirkpatrick (Pollitos en Fuga, Charlotte´s Webb) y la dirección/coreografía de Casey Nicholaw, que curiosamente también participó en The Book of Mormon, obra que encontré bastante regular.

john-cabrini

Muchas veces contuve el aliento y me quedé mirando el escenario como estúpida y musitando un sincero WOW.

Así que, claro, el texto no es profundo, y la historia de amor es pusilánime y olvidable, pero en su conjunto, en su gran conjunto, tiene canciones que salís tarareando y que recordás muchos días después, te dan ganas de volver a verla, y de seguir la carrera de alguno de los actores que son sencillamente grandiosos (Borle, damm sexy bastard).

Something rotten! te pinta una sonrisa en la cara, y al salir al Times Square seguís casi macabramente con ella. Te ponés el pin que te regalan como cortesía y pensás que el mundo es un maravilloso lugar, lleno de colorido, pajaritos, y arco iris.

El poder de una buena obra.

Mónica Heinrich V.


Para comprar tickets por internet: http://www.broadway.com/

Lo mejor: Impecable de principio a fin
Lo peor: tiene mucho colgandijo adicional que no aporta nada
La escena: la apertura, la de la revelación de Nostradamus sobre el musical, y por supuesto, la de Will Power.
Lo más falsete: la historia de amor de Nigel, el pastor afeminado y la resolución algo simplista
El mensaje manifiesto: Romper moldes a veces puede parecer tomar decisiones estúpidas
El mensaje latente: El que lo tiene, LO TIENE
El consejo: Verla, una o dos o tres veces, lo que la plata y el pellejo aguante.
El personaje entrañable: obviamente el sexy bastard: SHAKESPEARE y también Nigel ahhh y Nostradamus está genial.
El personaje emputante: Nick era un poquito emputante y la hija del pastor también.
El agradecimiento: Por la magia.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Go to Top