LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

Tag archive

televisión

MÚSICA: El futuro nació en 1977

Por: José Andrés Sánchez

Television, First Avenue NYC 1977
Television, First Avenue NYC 1977

Una noche durante el verano de 1977 cayó un rayo en Nueva York. El hecho provocó un apagón eléctrico que duró más de 24 horas. Ocurrieron disturbios, robos, asaltos, represión policial. Se reportaron más de mil incendios en la ciudad. El partido de béisbol entre los Mets y los Cubs debió suspenderse.

Nueve millones de personas quedaron a oscuras. La mayoría de los neoyorquinos se quedó en casa, no a causa del apagón, sino por temor al hijo de Sam, un asesino en serie que atacaba a sus víctimas con una pistola calibre .44. Se llevó seis vidas durante el verano. Al ser capturado dijo que seguía las órdenes del perro de su vecina. Un demonio le hablaba.

Ese mismo año despertó en la ciudad la fiebre del disco. El Studio 54 era el templo de las lentejuelas, androginia y cocaína. Los habitués eran Mick Jagger, Andy Warhol y Jhon Travolta. Desde el Bronx llegaba un nuevo ritmo llamado hip hop de la mano de Grand Master Flash. En bares como el CBGB una banda llamada The Ramones rasgaba sus guitarras al ritmo de un rock and roll despeinado y con chamarras de cuero.

Todo esto mientras la ciudad vivía una de las crisis económicas y sociales más dramáticas de su historia.

En ese contexto Television lanzó su primer disco, titulado Marquee Moon.

No era punk. Tampoco rock. Ahora se podría definir como indie, pero en esos años el término no existía. “Yo siempre pensé que éramos una banda de pop” dijo alguna vez Tom Verlaine, guitarrista y cantante del grupo.

La canción que le da el título al álbum tiene una duración de diez minutos. En las primeras frases Verlaine canta: “Recuerdo cuando la oscuridad se desdobló. Rememoro al rayo cayendo sobre sí mismo”. Esto lo escribió antes del apagón.

El tema es minimalista en su interpretación y poético en su lírica. Las baterías llevan adelante la canción, con cadencias que rememoran algo de jazz ingenuo. A partir del minuto cuatro con treinta segundos inicia un intento de solo de guitarra. Eleva la música y hace volar la imaginación. En un momento todo se torna etéreo y pastoral. Si de cadencias hablamos, este es un gran ejemplo.

Escuchar a Marquee Moon es reconocer el futuro que se gestó desde 1977. Su marca está tatuada en la música del momento, sea este momento los ochenta, noventa o el nuevo siglo. Una oscura influencia, casi impresa con tinta invisible en el ADN del rock actual.

Esto sólo podía nacer desde algún callejón oscuro de alguna ciudad desesperada que huye de un asesino en serie.

TELEVISIÓN: House of Cards

House of cards es una adaptación de una serie homónima inglesa por la que se pelearon cadenas como HBO, Showtime, AMC y Netflix. Finalmente, Netflix fue la que ganó la pulseta.

Pero ¿qué hace que las mejores cadenas de televisión se peleen por una serie?

Pues la gente que está detrás de ella, en este caso David Fincher, Kevin Spacey.

Netflix ganó por tener como bandera la información, más específicamente por su recolección y uso, lo que al final le dio la certeza de que el combo Kevin Spacey, House of Cards (la versión original inglesa) y David Fincher (productor ejecutivo, y director de los primeros capítulos)  era tan infalible que no solo dio luz verde a un capítulo piloto sino que elaboró un contrato por dos temporadas completas.

Esto, además del formato de la cadena (sacan temporadas completas y no por capítulos), dio extrema libertad a los showrunners de la serie para plasmar los que deseaban a un costo de cien millones de dólares.

Los antecedentes no son solo mera anécdota sobre esta serie, sino han dado pie a una evolución en la forma de hacer televisión que se ha venido dando en estos últimos tiempos.

house_of_cards6

Frank Underwood (F.U.) al inicio, es un político demócrata en el Congreso y cuyo ascenso al poder presenciaremos a lo largo de la serie.

Por momentos: moralmente reprochable, pero a su manera nos presenta toda la gama de valores a los que está expuesto no solo alguien en posición de poder, sino el ser humano en general.

¿Es malo, es bueno? a veces uno, a veces otro, a veces ambas, todo depende de nuestra propia idea de lo permitido.

Es verdad que va rozando cada vez más lo delictivo, pero es en casos específicos y que pueden ser vistos como valederos desde su punto de vista por lo que nos hará cuestionarnos el apoyo que damos a un protagonista tan carismático y abierto.

En ese sentido, Frank rompe cada cuanto la cuarta pared y nos hace partícipes no solo de sus pensamientos sino de sus decisiones.

Kevin Spacey hace gala de todo su carisma y francamente es difícil imaginar a alguien que pudiera llevar este personaje y dotarlo de tantos matices, claro que ayuda el haber visto ya a Spacey en papeles entre malo y bueno en el pasado.

claire-underwood

Por su parte, Claire Underwood es la mujer fuerte (esposa en la serie) en la que Frank se apoya, un personaje con un aura sensual y decidida que tiene un magnetismo fuera de duda. Interpretada por Robin Wright (la Jennie de Forrest Gump) forma con Frank una pareja de temible apertura moral y muy honesta entre sí.

Ella le da asidero mental y terrenal a las ambiciones de Frank, se mueven como una pareja con una misión y ambos se sacrifican para conseguirla.

Otros papeles recurrentes como el de Doug tienen a veces peso en la trama, pero es la pareja la que lleva la carga de la serie en su mayor parte.

House of Cards es una serie que no trata de hacer apología de la política, tampoco la critica realmente, solo es un medio que estos personajes humanos  utilizan y de la que (casi como algo natural) abusan un poco. A veces por el bien común, un poco más para su propio beneficio.

El argumento simplifica la forma de enfrentar conflictos, lobbies, elecciones, leyes, proyectos, política externa, y todo lo que este mundo conlleva con una capacidad de manipulación sencillamente maquiavélica.

photo.jpg

Este 4 de Marzo se estrena la cuarta temporada que será la última con el showrunner Beau Willimon, y con una quinta temporada no sabemos qué nos espera.

En mi caso, les puedo decir que si bien prefiero la primer temporada a las siguientes, la calidad es alta en todas y no decepciona.

Marco Martorell

@matole

TELEVISIÓN: Rick and Morty

Por: Marco Martorell

rick-and-morty-season-2

Rick and Morty es una serie de dibujos animados que no se enfoca como tal, y cuyo tema recurrente es el existencialismo. Aunque a veces nos costará verlo de manera explícita, el tema está siempre presente.

La serie nace de un corto horroroso (el cual ni siquiera linkearé porque me parece muy malo) parodiando a Volver al futuro y esa relación entre Marty Mcfly y el Doc Brown. Lo bueno es que no se queda en la copia de esa relación ni en ese pequeño corto hecho por Justin Roiland (que es la voz de la mayoría de los personajes) sino que fue expandida y redireccionada gracias a Dan Harmon más conocido por ser el creador de la serie Community. Entonces, es la simbiosis de estas dos personas lo que da este fruto interesante y para reírse a carcajadas.

Usando la relación: abuelo y nieto viajando en aventuras nunca en el tiempo (dicho por ellos para no copiar a Marty y Doc) pero sí  por todo el espacio y dimensiones paralelas, básicamente expande cada vez su universo y nos lleva al existencialismo del que hablaba al principio.

En Rick and Morty hay infinidad de mundos paralelos, de universos mínimos, que no se quedan en meros paisajes, sino son parte de una trama intrincada que da lugar a un sin número de escenarios posibles, se puede estar viendo canales de diferentes dimensiones, ser parte de un concurso universal donde el planeta puede desaparecer por el hecho de no cumplir con lo requerido en el programa, que nos lleva a reírnos de nuestra posición en el universo y en el plano dimensional. Hasta diríamos que sirve para aceptar esa grandiosidad y pequeñez de la que somos parte y no tomarnos tan en serio, es por eso que la existencialidad es una constante, y el saberse reír de sí mismo una de sus mejores cualidades.

Tiene influencias de Futurama,  de literatura de ciencia ficción, y de películas incontables. Hay continuidad entre capítulos pero usualmente exploran temáticas individuales por lo que pueden verse de forma autocontenida sin ningún problema, además de Rick y Morty como personajes recurrentes están Beth, Jerry, Summer y Mr Poopybutthole, y diversos alienígenas, parásitos y otros que usualmente son interpretados por la voz de Justin Roiland lo cual da una extraña sensación de familiaridad en los personajes. Rick and Morty me parece un gran ejemplo de lo que puede hacer el talento bien direccionado, ya que es notoria la contribución que dan ambos creadores para canalizar sus ideas y contenerlas llevándolas por buen camino.

rick_and_morty_s02_still

La serie es de Adultswim por lo que puedes ver online algunos capítulos seleccionados en su página, o si tienes clave de operador de cable puedes ver todos los capítulos. Por el momento, consiste de dos temporadas y ya veremos cuándo sale la tercera. Si no la has visto es altamente recomendable sobre todo para fans de los Simpsons, Futurama, y la ciencia ficción.

Marco Martorell

@matole

TELEVISION: Better Call Saul (1era. Temporada)

It´s showtime, folks!!

Si te sobra tiempo, si no te sobra tiempo, la serie que tenés/debés ver es Better call Saul.

Better-Call-Saul-Comic-FB-Share-1200

Estamos ante el spin off de una de las series que más marcaron el milenio: Breaking Bad. Es como cuando estás en una reunión y alguien dice: Yo no vi Breaking Bad, y vos lo mirás con penita honda, así como cuando sabés que alguien nunca ha probado el saice.

Te azota la melancolía y recordás a Walter White en su escena final, rodeado de su amada meta, mientras un rechoncho Jesse Pinkman recobraba su libertad.

Qué tiempos aquellos.

(suspiro)

Quizás la apuesta más lógica y aburrida era seguir a Jesse, hacer un spin off de él, pero no. Vincent Gilligan y Peter Gould tenían otros planes y antes de que acabara Breaking Bad ya estaban preparando la serie con Saul Goodman como personaje principal.

better-call-saul-key-art-560
Saul, claro, ese abogadillo inescrupuloso y excéntrico que se ajustaba a cualquier situación y a cualquier cliente en pro del cochino dólar. Y aún así, hasta el final de Walter White pudimos ver que era de esos seres con los que se puede contar. La confianza no es poca cosa, señores, no es poca cosa.

Así que cuando se confirmó el spin off de Saul tuvimos variopintas sensaciones. La más importante era la duda, ¿funcionaría? O sería solamente una excusa barata para quemar minutos en pantalla y aprovecharse de nuestras nostalgias como el spin off de Joey Tribbiani (Friends).

Quizás el precedente más exitoso lo tenga Frasier, serie aclamadísima que fue un spin off de Cheers y que consiguió equiparar a su predecesora en número de temporadas (11).

Los productores de Breaking Bad lo tenían difícil, porque salir de una serie con tanto éxito y luego mandarse una cagada seguramente era la pesadilla que los perseguía hasta cuando se quedaban dormidos en el cine.

Finalmente, la duda se disipó y la premier de Better call Saul no solo rompió records en su cadena, sino que se convirtió en el estreno más visto en la historia de la televisión por cable.saul-ep-2-720x404

La mancuerna Gillian y Gould vuelve a hacer de las suyas y crea una serie que sigue manteniendo el humor negro que tanto nos gustaba de Breaking Bad, pero al mismo tiempo se trata de una serie de personajes y eso es importante resaltar.

Tanto Saul, interpretado brillantemente por Bob Odenkirk, como Mike (Jonathan Banks) como Chuck (Michael Mckeen) son personajes con muchos matices y subcapas. Y eso es lo que nos gustaba tanto de Breaking Bad, que los personajes no eran malos malos o buenos buenos, no había esa división moral tan marcada, los personajes podían mutar, transformarse a lo largo de la serie hacia un lado, hacia el otro, o regresar a lo que fueron.

Better call Saul, entonces, nos narra la génesis de Saul Goodman. Contará cómo Jimmy Mcgill, que es su verdadero nombre, llevaba una vida de estafadorsillo de poca monta hasta que su hermano, el gran abogado Chuck, le pone un ultimátum y decide acomodarse por la senda del bien.

Jimmy McGill se hará a sí mismo, pero la vida no es justa, la vida no es bonita, la vida nunca es como uno piensa que será y así, gracias a esos vaivenes y miserias, Jimmy terminará dando al mundo a Saul Goodman.

better-call-saul-episode-102-jimmy-odenkirk-tuco-cruz-1200

En esta primera temporada veremos a personajes que ya conocemos de Breaking Bad, disfrutaremos de las locuras de Tuco Salamanca, Mike (Oh, Mike) volverá mágicamente a la vida para ser personaje recurrente de la serie y ahondar nuestro odio por Walter White al saber su triste final.

A eso agréguenle las bizarras situaciones legales/policiales/mafiosas que como abogado enfrenta Jimmy/Saul, mézclenle la carga emotiva con su hermano, el gran abogado Chuck (Muere Chuck, muere!), su obvio amor por Kim, su desesperado deseo de éxito, de triunfo, su papel de antihéroe, y tenemos Better Call Saul.

La serie ofrece un abanico de posibilidades narrativas y lo mejor es que Gilligan y Gould lo saben.

La primera temporada termina con esa crisálida Jimmy/Saul. La segunda temporada promete una mariposa salvaje y vengadora.

Hay que verla.

Mónica Heinrich V.

post-58044-Better-Call-Saul-Mike-Ehrmantr-eR1X

Lo mejor: Muy bien elaborada, mantiene esa frescura, esa sensación de personajes fracasados y ese sentido del humor que nos gustó tanto de Breaking Bad.
Lo peor: que cuando termina querés ver inmediatamente la segunda temporada y no se puede, hay que esperar.
La escena: todo lo que sucede con Tuco Salamanca es muy gracioso, también lo del inodoro, lo de los stickers y los Kettlemans y actoralmente el monólogo que se manda Jimmy en el bingo.
Lo más falsete: que siendo tan buen abogado como es no haya tenido mejor suerte.
El mensaje manifiesto: Podemos ser más de lo que somos
El mensaje latente: Vos determinás que querés ser
El consejo: Vela, y vela de un tirón. Está en Netflix, en los torrents y no sé si en cable continua en algún horario.
El personaje entrañable: Mike. TE QUEREMOS MIKE, TE QUEREMOS!
El personaje emputante: Chuck, TE ODIAMOS CHUCK, TE ODIAMOS!
El agradecimiento: Por mantener la esencia que todos los que amamos Breaking Bad esperábamos.

CURIOSIDADES

La serie está situada en el año 2002, seis años antes de su aparición cronológica en la trama de Breaking Bad.

El nombre: Better call Saul, es el mismo título del episodio 8 de la segunda temporada de Breaking Bad que es donde aparece por primera vez el personaje de Saul Goodman.

El salón de manicure asiático donde Saul mantiene su oficina, es el mismo que en Breaking bad intenta venderle a Jesse para lavado de dinero.

Hablando de Jesse, el actor que lo interpreta, Aaron Paul, dijo que tuvo conversaciones series sobre su aparición en este spin off pero que al final no llegaron a un acuerdo.

Aunque en la serie su verdadero nombre es Jim Mcgill, se cambia el nombre a Saul Goodman porque suena como Its all good man.

Cada episodio tiene una secuencia de apertura diferente.

La frase característica de Saul (Jimmy) “It´s showtime, folks!” es una referencia a la película All That Jazz.

Vincent Gilligan tenía la idea de poner en forma a Better Call Saul y luego dejarle el show a Peter Gould, pero el proceso creativo fue tan satisfactorio para él que decidió meterse de lleno.

Bob Odenkirk y Julie Ann Emery participaron en la serie Fargo.

La serie fue filmada con dos cámaras 4k al mismo tiempo. Mientras Breaking Bad se filmó en 35 mm.

En la primera escena el personaje Saul está en Nebraska, él también participó en la película llamada Nebraska.

Jeremy Shamos y Julie Ann Emery, que interpretan a los Kettlemans, tuvieron libertad para improvisar ya que a los productores les gustó mucho la dinámica que tenían juntos.

El primer episodio sucede cronológicamente el 15 de mayo del 2002, solo unos pocos días después que en la vida real terminara la serie X Files, serie en la que Gilligan trabajó también.

Go to Top