LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

Tag archive

Ryan Gosling

OSCAR 2016: La gran apuesta / The Big Short

Lo que te mete en problemas no es lo que no sabes, sino lo que crees que sabes con certeza y resulta no ser así

Mark Twain era un pendejo. En esas aciagas épocas derramaba más sabiduría que los tweets de Alejandro Jodorowsky (¡!).

Con esa sapiente frase abre The Big Short, porque claro, la película nos contará a lo largo de más de dos horas, cómo se desinfló, o más bien dicho: reventó la burbuja inmobiliaria en USA y creó la famosa crisis del 2008.

7fad57927b8edee2b17272e0b820522bc5669c7a

Así es endeudados amigos, víctimas del sistema bancario, de la sociedad, del cochino dinero y de los illuminatis, la última película de Adam Mckay (The Stepbrothers, Anchorman 1 y 2, The other guys) se basa en hechos reales y usa grandes estrellas de Hollywood para darnos una clase didáctica de fenómenos macroeconómicos.

La comparación más obvia es la de El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese, que también nadaba en las espesas y hediondas aguas de Wall Street, sin embargo, Scorsese se la jugaba y (hasta lo último) sus personajes, esos que coqueteaban con los millones de dólares y eran adictos no solo a ganarlos sino a gastarlos, guardaban cierta coherencia. No había redención para la corrupción, ni ñoños sentimentalismos.

McKay, por su parte, toma como base el libro homónimo de Michael Lewis, lo adapta y explica (como un paciente profesor) los orígenes del colapso financiero que hizo que millones de americanos se quedaran sin casa y empleo, y no se decide si está haciendo un película de humor negro o un filme con mensaje a la conciencia.

635864709106885857-Screen-Shot-2015-12-23-at-11.31.55-AM

En toda tragedia o crisis, hay alguien que ve venir la bola de nieve, la ve o la presiente, y, en la película que nos ocupa, Mckay agarra a los personajes que supuestamente se percataron de la endeble estructura hipotecaria y le sacaron partido. Dicho de otra manera, estos sujetos tomaron los limones que la vida les dio y se fabricaron las súpermegas caipiriñas.

Michael Burry (Christian Bale) es uno de esos fabrica-caipiriñas. Con imagen desaliñada, y un solo ojo, Burry fundó su compañía SION Capital LLC, y atrajo a inversionistas a los que trepó al bus de esperemosquelamierdaestalleyrecojamoslasganancias.

Pero no fue solo Burry, el cíclope, el que se benefició de la caída de un obvio castillo de naipes, también algunos analistas, corredores y advenedizos más.

Uno de ellos, el personaje de Ryan Gosling, es el hilo narrativo de la película y rompe la cuarta pared para contarnos cómo fue el despelote.

90

Ok. En los primeros 15 minutos, The Big Short resume de qué y hacia dónde va. SPOILER ALERTA Lo demás es una caja de resonancia mezclada con aderezos como el personaje de Steve Carrel y su muy empelucado Mark Baum, que a pesar de que está salivando porque la huevada colapse, es aquejado por ataques de culpa, y nos enchufan unos flashbacks sobre el suicidio de su hermano bastante chotos.

Eso no le impide cobrar sus 200.000.000 $us. claro, ni a él ni a los dos muchachos que son ayudados por un hippie chic Brad Pitt, Ben Rickert, cuyo personaje está en contra de todo lo que termina haciendo en la película. FINAL DEL SPOILER

The Big Short trata de alivianar un cúmulo de información que es súper aburrida y técnica con la muletilla de: “Ahora, Verónica Larrieu nos explica cómo caen las acciones cual si fueran achachairuses en temporada”

No está mal, aunque para el público promedio sigue siendo un lenguaje poco accesible y dentro de los engranajes mismos de la película, todo se vuelve bastante repetitivo.

Desde el principio, Mckay toma partido porque parece incómodo con los grises, y reflexiona sobre lo sanguinario del sistema bancario, del gobierno que socapa a los creadores de la crisis, y de la impunidad.

Sí, McKay, entendimos.

Qué jodida es la vida y el ser humano.

maxresdefault

La gran apuesta está nominada a 5 premios Oscar:

1.- Mejor Película: No está mal, pero me resulta difícil situarla entre lo mejor que vi del año, porque a pesar de su aire irreverente es una película bastante políticamente correcta que tiene aspiraciones más grandes que sus resultados. El acelerado montaje disimula un poco la corrección política.

2.- Mejor Director: McKay incursiona en un género que aún contiene los visos humorísticos de su filmografía anterior, pero creo que no supo comprimir su historia y en términos de dirección termina dando demasiados mensajes moralistas sobre un hecho que el espectador puede juzgar por sí solo.

3.- Mejor Actor: Christian Bale hace una muy buena representación de Michael Burry, quizás no tenga mucho que ver con el verdadero, pero Bale sabe actuar. ¿Se llevará el Oscar? Creo que hay opciones más sólidas como Tom Hardy en El Renacido, estos días me queda ver Creed.

4.- Mejor Guión adaptado: The Martian y The Big Short me parecen las apuestas más débiles de este apartado. Aunque nunca sabe, a la Academia le gusta lavarse la cara con temáticas sociales como esta.

5. Mejor Edición: Su edición está muy buena y cubre parte de las falencias del guión, aunque, nuevamente, tiene rivales que son mejores.

En resumen: The Big short es una buena película con una interesante historia. A ratos, la palabra que se te viene a la mente es: inteligente…porque lo es, pero el tufillo conciliatorio arruina un poco la experiencia.

Ahora, Falkor, mi perro, les explicará con huesitos lo que trato de decir.

(…)

Mónica Heinrich V.

Lo mejor: es inteligente y didáctica Lo peor: repetitiva y moralista La escena: la de la Jenga y las intervenciones de los artistas invitados Lo más falsete: la supuesta culpa o remordimientos o tristeza de los personajes que esperaban que el sistema colapse para hacerse millonarios El mensaje manifiesto: si le das más poder al poder, más duro te van a venir a coger El mensaje latente: ponete vaselina El consejo: para ver en un horario en el que NO vayás a sucumbir de sueño El personaje entrañable: todos los que creyeron que las cosas saldrían bien adquiriendo casas sin tener cómo pagarlas El personaje emputante: Mark, el de Steve Carrell, porque fue el más moralizador de todos, con la cantaleta del hermano muerto y lo mal que se sentía de que la gente pierda sus casas. Sí, claro.  El agradecimiento: inteligente, a pesar de los peros que podás encontrarle.

CURIOSIDADES

  • “La verdad es como la poesía y la mayor parte de la gente odia la maldita poesía” es una frase que creó el mismo director, Adam Mckay, cuando no sabía qué frase decir sobre el bar de Washington.
  • Se basa en el libro homónimo de Michael Lewis, y es la segunda obra de Lewis que la productora de Brad Pitt produce, la primera fue Moneyball.
  • El estudio quería que los personajes sean menos odiosos, sin embargo, Mckay se impuso y quiso mantenerlos tal cual los vimos.
  • Es la primera aparición de Ryan Gosling desde que el 2013 anunció que se daba un respiro de la actuación.
  • El personaje de Christian Bale jamás comparte escena con ninguna de las otras estrellas principales.
  • Margot Robbie era la esposa del personaje de Leo Dicaprio en El lobo de Wall Street.
  • El verdadero Michael Burry tiene un cameo en la escena de las oficinas.
  • En el guión original las celebridades que explicaban los términos eran otras: Scarlett Johanson reemplazaba a Margot Robbie y Beyonce tenía el parlamento de Selena Gómez.
Si ya la viste,puntúa la película!

TRAILER: The place beyond the pines

Todos sufrimos y quedamos traumados con Blue Valentine. Es imposible no sentirse destruido cuando se ve ese retrato de la muerte del amor. El filme catapultó a Ryan Gosling como uno de los actores más importantes de su generación y eso que el canadiense ya tenía varias películas conocidas, así que la perspectiva de que el Blue Valentine´s team se reúna nuevamente solo puede causar alborozo.

Este año, Derek Cienfrance vuelve para dirigir y escribir lo que significaría su tercer largometraje. The place beyond the pines es el título de este nuevo y esperado trabajo que contará con la presencia de Ryan Gosling como actor principal.

The-Place-Beyond-The-Pines-poster

El argumento gira en torno a un acróbata de motos que por amor a su esposa e hijo se planteará cometer un crimen. Como su antagónico estará Bradley Cooper, que después de Silver Linings playbook parece vivir el mejor momento de su carrera. Sí, sale Eva Mendes, pero Evita ha tenido alguna que otra buena película (Holy Motors, La última noche), veremos cómo le va de la mano de tan prestigioso equipo.

Este poderoso drama se estrenará comercialmente en marzo, ya tuvo su premier en el Festival de Toronto y las críticas han sido muy favorables. A esperar el estreno!!

Si ya la viste,puntúa la película!

MINICRITICA: Gangster Squad, El Hobbit y The Grey

De gángsters y gángsters

Cliché squad
Cliché squad

¿Sean Penn poniendo patas arriba una ciudad, lidiando con la mafia y la policía, perseguido como si se hubiera rociado Axe encima? No, no es la película: Bolivia, Confidential, es Gangster Squad, y aquí Penn interpreta a Mickey Cohen un mafioso que asola Los Angeles en 1949. Como Cohen tiene comprado a medio mundo (deja vu ON) pues se forma un comando especial cuyo objetivo es detener al hijo de Pooh. Muere Mickey, muere!

Ryan Gosling, Emma Stone, Josh Brolin, Nick Nolte y Giovanni Ribsi son parte del impresionante casting. Con ese casting tu deber en la vida es hacer la puta película, pero no. La dirección está a cargo de Ruben Fleischer, quien desde su interesante Zombieland anda más perdido que payaso en velorio. Si a él le sumamos un guionista novato como Will Beall, el desastre está servido.

De nada sirve el aliciente de que lo que vemos está basado en hechos reales, al contrario, algo en su plástica y ñoña envoltura deja claro que NO, no fue real. Además de su excesiva duración (casi dos horas), Fleischer no se decide si está haciendo una comedia, una película de acción, una noir, de suspenso, o qué. El público, sin embargo, se decanta por la opción comedia y ríe a mandíbula batiente en las escenas de supuesto poder emotivo. Atención a los diálogos finales, son para partirse en dos.

Así las cosas, Gangster Squad no aprendió nada de Los Intocables o L.A. Confindential, dignos representantes del género al que aspira.

Llega un momento que tus ojos te insultan por permitirles ver semejante desperdicio de talento. No negaremos que es ligeramente entretenida, pero de qué le sirve a las flores haber nacido en el campo.

El filme termina, y eso es todo. Te vas a tu casa deseando olvidarla y pensando: Mucho casting para tan poca cosa.

Lo mejor: El casting Lo peor: Hace ver mal a un gran casting  La escena: la del tiroteo final, por burra Lo más falsete: El tiroteo final y la muerte del crispín último El mensaje manifiesto: El crimen paga El mensaje latente: El crimen paga mal El consejo: Esperá el DVD El personaje entrañable: Navidad El personaje emputante: El de Josh Brolin, por pelotudo El agradecimiento: Que me invitaron y no pagué por verla. Gracias MJF!

Hobbits, los de antes

El Hobbit iba a ser filmado por mi querido Guillermo del Toro, pero las crisis internas de la MGM, así como problemas con las regalías de lo recaudado por El Señor de los Anillos, pusieron el proyecto en veremos y finalmente Peter Jackson aceptó el reto. Leer los entretelones de lo que ha significado filmar El Hobbit es una película aparte.  Desgraciadamente, parece que esa película sería mucho más interesante que la que en realidad se filmó.

Como fan de Tolkien, es triste ver que el libro más ligero y entretenido de los relacionados a la Tierra Media sea llevado a la pantalla grande de forma tan aburrida e insípida. Estamos hablando de 324 páginas que fueron partidas en TRES entregas. Haciendo un cálculo estúpido eso nos deja 108 páginas contadas en casi 3 horas.

"No me obliguen a hacer las otras dos"
“No me obliguen a hacer las otras dos”

Sí. Mátenme y escupan sobre mi tumba.

Los ingredientes están: un avispado Bilbo Bolsón interpretado por el carismático Martin Freeman (Watson en Sherlock de la BBC), los 13 enanos, el fascinante Gollum, los trasgos, el dragón Smaug, las canciones, los acertijos, Gandalf que recluta a Bilbo como saqueador oficial de los enanos, una gran aventura (robarle al dragón el tesoro de la montaña), lo que falla es la sazón  del cocinero.

Peter Jackson nos da un desangelado plagio a sí mismo. El Hobbit se supone mucho menos épica que El Señor de los Anillos, pero Peter quiere que creamos que amerita una trilogía, y para esa trilogía alarga escenas dándole vuelo a la hilacha al lucimiento del asqueroso 3D.

La técnica, la ambientación, aquello que hizo que suspiráramos hace años sigue ahí, nosotros, empero, queremos ver El Hobbit sin que parezca parte de los Extras del DVD de El Señor de los Anillos.

Gracias a Dios, Gollum (Andy Serkis) nunca decepciona y su breve aparición hace que valga la pena ir al cine, descubrir cómo el anillo llegó a las manitos de Bilbo y disfrutar de los restos reconocibles de la trama.

Lástima por los enanos que en el libro son tan pintorescos. Habrá que reencontrarse con ellos en el papel, ahí donde hay algo más de dignidad y sus barbas no dejan de crecer nunca.

Lo mejor: Gollum, siempre Gollum Lo peor: Sin sorpresas, y tediosa  La escena: cuando aparece Gollum Lo más falsete: todas esas persecuciones eternas para lucimiento del 3D El mensaje manifiesto: Repeticiones nunca son buenas El mensaje latente: Las repeticiones igual venden El consejo: No esperés gran cosa El personaje entrañable: Gollum El personaje emputante: Me emputó Gandalf El agradecimiento: Que pude dormir un ratito cobijada por la pantalla de cine.
 
Destrípalos, Liam Neeson
"Te voy a hacer talco, lobito"
“Te voy a hacer talco, lobito”

Con algo de retraso (la película es del 2011) y seguramente siendo los quintos que le sobran al Cine Center cuando compra películas más nuevas, se estrenó The grey, conocida como Infierno Blanco.

Yo diría que tiene su aire a La vida de Pi, versión uncut y sin pajas de redenciones maravillosas. Un Pi emo. Ottway (Liam) es un cazador, trabaja en una planta perforadora en un rincón del mundo donde solo hay  nieve y frío. Su labor es vigilar que los lobos no se acerquen al lugar. Pero Ottway está deprimido, y el presente se mezcla con flashbacks donde vemos a su esposa: Algo pasó con la mujer, no sabemos qué.

El susodicho toma un avión con un grupo de trabajadores y se estrella en una espectacular escena. Hay que decir que estamos en Alaska,  la posibilidad de estrelle y pernocte solo nos puede remitir a un cuento de Jack London.  Ese es el primer punto de giro, el segundo ocurre cuando se dan cuenta que están rodeados por una manada de enormes y salvajes lobos.

De ahí, todo es corre, corre que te agarro.

Joe Carnahan es el director que sabe contar esta historia. Carnahan logra crear un duro relato de supervivencia, matizado con escenas de acción, suspenso, que mantienen al espectador en vilo. Por momentos puede sentirse reiterativa, sí, aunque eso no empañe un trabajo general muy elogiable y un final para el recuerdo.

The Grey, es una de esas sorpresas en cartelera, una película en la que funcionan casi todos sus elementos y que al terminarla no te dejará sensación de pérdida de tiempo.

Atención! al final de los créditos hay yapita.

Lo mejor: Bien filmada y entretenida Lo peor: a veces reiterativa, sobre todo los flashbacks La escena: el estrelle y el final  Lo más falsete: cuando se tira al agua y después tan campante, ese camba se moría de hipotermia al tiro El mensaje manifiesto: El destino es el destino El mensaje latente: Sos el artífice de tu destino El consejo: Vale la pena verla en cine El personaje entrañable: el hablador que hacía chistes desubicados El personaje emputante: el latino El agradecimiento: que no sucumbe a la tentación de hacerla muy convencional.

Mónica Heinrich V.

Si ya la viste,puntúa la película!
Go to Top