LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

Tag archive

Michael Fassbender

CINE: X-Men: Apocalypse (X-Men:Apocalipsis)

Por: Mónica Heinrich

Señoritos-Señoritas.

Figurita repetida no llena álbum. Hay que mandarle un telegrama urgente al director de cine Bryan Singer, porque lo vivido en la sala del Cinemark solo es equiparable a un hamster trepado en su pequeña rueda.

Así, de golpe y porrazo, estamos ante la peor entrega de la saga X-Men hasta la fecha.

cf7kkqeuuaeqame

Lo comprendo, lo comprendemos. Somos seres que van al cine y pueden toparse con huevadas como Batman vs Superman, por lo que la idea de una X-Men “resfalando” después de 8 entregas (si contamos los infortunados Spin-Offs de Wolverine) no solo es lógica sino predecible.

Pero ¿qué es lo que hace al filme tan…hmmm -no vamos a decir malo- …fallido?

Déjenme comerme un cesto de mandarinas mientras reflexiono.

En su concepción de historia, en esa línea de tiempo que pretende ser secuela de Días del Futuro Pasado y precuela de lo ya visto en las anteriores a esa, pues X-Men:Apocalipsis está rocambolesca y más cargada que un ekeko.

La fórmula de este tipo de películas se mantiene intacta: Villano megalómano psicópata se quiere apoderar del mundo (destruirlo, refundarlo, what ever), y los mutantes (divinos ellos) salvarán a la humanidad incluso cuando esta humanidad los desprecia. Para variar: Magneto anda entre el sigue y el detente y hay más tránsfugas que en nuestro escenario político.

Problemita Uno
Hola, soy Apocalipsis, ¿entendieron? porque sembraré el apocalipsis. Sutileza es mi apellido.

“En Sabah Nur” (AKA Apocalipsis) es supuestamente el peine tupido de los piojos. El primer mutante que ha acumulado durante años poderes de otros mutantes. Al inicio de la película el susodicho está apoderándose del don de la inmortalidad.

En plena “transfusión” es traicionado y queda sumergido en una especie de sueño que años más tarde (cientos de años más tarde) es roto por unos tipejos que no sabemos bien de dónde salen ni porcuás están ahí cantando al pedo y queriendo levantar al bicho ese de entre los muertos.

Además, así como “pasaba por aquí y vi la luz” el hecho es presenciado por Moira McTaggert (ex-crush, lover, memoriaborrada del profe Xavier) que también es agente de la CIA y que anda al mejor estilo de Indiana Jones entre las ruinas y siendo partícipe del bochinche.

Así se alza Sabitoh y empieza a reclutar a cuatro pendejos que no se sabe para qué los necesita si el tipo con solo mover las pestañas liquida como moscas a quien se le antoje. Inexplicablemente, Magneto que no suele ir de segundón se le une.

Sabitoh es un as de las ciencias, la filosofía, el arte de la guerra, la telequinesis, los waffles y un largo etcétera. Sin embargo, su personaje tiene el carisma de una piedra al sol, cero. Oscar Isaac es el actor que interpreta como puede a uno de los villanos top de Marvel. Acá hay discusiones que pueden resolverse con unos cuantos balazos al amanecer pero, para no pecar de reaccionarios, diremos que Isaac tampoco tiene mucho material con el cual lucirse.

Estamos ante un villano que teniendo todas las cartas a su favor se la pasa caminando como momia estreñida por toda la película, siendo parte de peleas inútiles y artificiosas. Encima piensa que es necesario dar mensajes a la humanidad/mutantes para AVISARLES que serán destruidos.

Un poco más de dignidad, che.

Michael-Fassbender-X-Men-Apocalypse-Trailer
Dignidad, ola ke ase

Mientras Sabitoh encuentra la dignidad, el guión de Simón Kinberg (Los 4 Fantásticos, Sr. y Sra. Smith, Días del Futuro Pasado)  decide hacer lo que está tan de moda en las películas de súperheroes:

  1. Agarrar hartos personajes con bastantes conflictos existenciales cada uno (Jean y el miedito a sus poderes/ Scott y el miedito a sus poderes/ Mystique y su repentino apego al bajo perfil/ Magneto tratando de ser un humano más/ Xavier y su pasado amoroso que se vuelve actual/ Quicksilver y el “Yo soy tu hijo” que queda colgando toda la película/ Lobezno enjaulado por ahí/ ZzzzZZZzzzzZZZZ)
  2. Esos personajes hay que mezclarlos unos con otros y otros con unos sin ton ni son en una sinfonía de efectos especiales y relaciones casi endogámicas.
  3. No importa si Jubilee no hace un carajo, metámosla, algún fan la reconocerá y se pondrá feliz. No importa si Psylocke solo muestra un lindo traje de latex negro, metámosla algún fan se pondrá feliz.
  4. Al final, habrá un enfrentamiento épico donde esos “todos” que andan revueltos medirán fuerzas.

Sí.

X-Men-Apocalypse-Four-Horsemen-Explained
Seguimos a Apocalipsis porque…bueno, porque nos dio la gana.

Siento algo de vergüenza ajena que tantas veces mueran mujeres y niños en pantalla para justificar la existencia malvada de un psicópata Hijo de Pooh.

Eso pasa con Magneto, a quien le hemos visto su hilacha crazy bitch desde sus tiempos en los campos de concentración nazi, y tanto en el futuro (cuando ya es viejo y lo interpreta Ian McKellen) como en el pasado, el fulano ante cada incordio de la vida se va a matar a quichicientos crispines y luego tiene escenas emotivas con el profe Xavier y Mystique, quienes prácticamente le dicen: “Hasta siempre, amigo querido”.

Evidentemente, Kinberg (guionista) no ayuda mucho y deja al conflicto de Magneto, y al de los demás, sin desarrollo en pos de empezar la siguiente escena de acción, el siguiente “paisaje”, el siguiente gag.

x-men-apocalypse-daha-İyisini-gördük-01

Creo que si algo se extraña en esta entrega es el contenido que X-Men ha tenido desde sus inicios, es decir: en medio del tunchi tunchi, siempre había un trasfondo fácilmente identificable que involucraba aspectos más profundos, o por lo menos los bosquejaba. Acá se cede a la dejadez narrativa y la idea (aparente) de Bryan Singer  que el público actual es como el público que acudía al circo romano a ver la damnatio ad bestias: le ponés un león que se coma a alguien y listo.

¿Y de la fidelidad al cómic cómo andamos?, no hay ni para qué reflexionarlo porque hace rato cada quien agarró el camino que le dio la gana.

Ya para cerrar, quizás X-Men:Apocalipsis tenga algunas secuencias (la reciclada escena de Sweet Dreams con Quicksilver) o lucimientos personales (Fassbender) que hagan su visionado aceptable, pero estos ojitos se encontraron con una película sin chispa, cansada, rutinaria como si el hamster trepado en su pequeña  rueda llevara años ahí.

Mónica Heinrich V.

Lo mejor: dentro de todo se deja ver Lo peor: mucho ruido y pocas nueces La escena: ya lo vimos en la anterior Días del Futuro pasado, pero la secuencia de Quicksilver y Sweet Dreams Lo más falsete: casi todo El mensaje manifiesto: figurita repetida no llena álbum El mensaje latente: el tiempo pasa nos vamos poniendo viejos El consejo: para verla si no hay nada mejor que hacer El personaje entrañable: Nightcrawler El personaje emputante: el boludo de Magneto, el boludo de Xavier, el boludo de Apocalipsis, casi todos El agradecimiento: porque termina

CURIOSIDADES

Idris Elba y Tom Hardy fueron considerados para interpretar a Apocalipsis.

Stan Lee hace un cameo.

Ellen Fanning, Chloe Moretz fueron consideradas para el rol de Jean.

Se van a filmar cuatro películas más confirmadas en torno al universo X-Men.

La escena de Quicksilver en la mansión dura como tres minutos, pero tomó meses filmarla entera, Quicksilver fue el actor que más tiempo pasó en set por esa secuencia.

Presupuesto aproximado de 178.000.000 $us.

Si ya la viste,puntúa la película!

EN CARTELERA: Steve Jobs

Amantes de la manzanita, detractores de la manzanita, aspirantes a multimillonarios que siguieron la carrera de Steve Jobs con la esperanza de que se les peguen algunos dólares al absorber sus “enseñanzas”, estimados padawanes, lectores en general.

La nueva biopic del fundador de Apple ya está en cartelera para que todos vayan a verla, discutan cuán hijo de puta era el señor y busquen las biografías para constatar verdades o mentiras.

240506

Y muy al estilo binario con el que algunas personas ven la vida y el 2016, la película del británico Danny Boyle puede ser apreciada de dos maneras.

Como película a secas

Boyle no es un director muy prolífico, tiene casi 60 años y solo ha hecho 10 largometrajes, siendo lo mejorcito de su carrera lo que hizo al principio.

Con Tumbas al ras de la Tierra y Trainspotting parecía que Boyle estaba destinado a las grandes lides, pero el hombre ha ido de más a menos y aunque nunca deja de ser un cineasta interesante se podría decir que ha sido literalmente devorado por las exigencias de los estudios. Este es un ejemplo de cómo tu estilo y/o talento puede ser anulado miserablemente o cómo tu estilo y/o talento no evoluciona con vos.

No importa, igual ir al cine a ver una película de Danny Boyle es garantía de que pasarán cosas y sentirás cosas.

Boyle se junta con el guionista Aaron Sorkin y nos da una película entretenida, con excelentes actores, con una fotografía espectacular (Alwin Küchler: Hanna, Sunshine, Movern Callar, Divergente), con un muy buen montaje (Elliot Graham), con una excelente banda sonora (Daniel Pemberton: Operación U.N.C.L.E., The Counselor, In Fear) y, a pesar del aire sentimentaloide que nos ventea al final, hace salir del cine con la sensación de haber visto algo superior al promedio, de impecable factura.

maxresdefault

Si uno no se pone exquisito y pendejo con las comparaciones con el Steve Jobs real, puede ser una película muy disfrutable, gracias, sobre todo, a los diálogos que van y vienen de Aaron Sorkin.

Sorkin (Red Social, Moneyball), una vez más, muestra su pericia y audacia al lanzarnos una chorizada de texto que en ambientes más bien controlados (los lanzamientos de los nuevos productos de Steve Jobs) unen los hilos que conforman el perfil de un personaje tan lleno de capas como Jobs.

Y es que la biopic de Jobs parecía destinada al fracaso, sufriendo el abandono del director David Fincher en sus inicios, el rechazo de actores como Leonardo DiCaprio y Christian Bale, y quizás, la sensación de que era casi imposible abarcar con exactitud y precisión el proceso que convirtió a Apple en ese gigante de la tecnología.

Danny Boyle tomó ese desafío y eligió centrar la trama dando un repaso a la vida de Jobs a través de tres puntos claves: 1) Lanzamiento de la Macintosh 2) Lanzamiento de NeXT y 3) Lanzamiento de la Imac.

63949

El arco dramático va desde el aparente fracaso de Macintosh, la salida de Jobs de Apple y el retorno a Apple, todo esto condimentado o, más bien dicho, acentuado en la relación que el afamado ejecutivo llevó con su hija Lisa, que incluso sirve como vehículo para esbozar (falsamente) el nacimiento del Ipod.

Como película a secas lo compro. Compro el excelente desempeño de Michael Fassbender como un ficcional Jobs, compro la portentosa actuación de una Kate Winslet en su mejor forma, compro la ñoñez de los 20 minutos finales, compro el desfile de némesis/ex amigos/detractores que se le aparecían antes de cada lanzamiento, compro a Woz (Seth Rogen) mendigando reconocimiento ausente de su marca personal: el sentido del humor, compro los encuentros forzados para ponerse a charlar de cosas profundas y deudas antiguas, compro todo.

3052092-slide-s-9-fictions-in-the-steve-jobs-biopic

Lo que no compro es que sea una buena biopic y ahí entramos en la manera número dos de ver este trabajo de Danny Boyle.

Como biopic o aproximación al personaje real

Físicamente, Fassbender no se parece en nada al verdadero Steve Jobs. Ni en joven, ni en viejo. Eso no importaría si el aura o la personalidad de Jobs estuvieran plasmados en otros aspectos. Desgraciadamente, Fassbender nos presenta un tiburón frío y despiadado, claramente obsesivo, que no digo que no sean características reales de Jobs, sino que el verdadero Jobs jugaba más a the nice guy, a tipo hippie, onda zen, coloquial en sus ademanes, un tipo más común, por decirlo de alguna manera.

movies-michael-fassbender-steve-jobs_1

De hecho, hay biografías que cuentan que Jobs no era muy controlado en sus emociones sino más bien volátil, podía romper en llanto con tal de conseguir lo que quería, y ponerse histérico muy fácilmente. Con esto quiero decir que Fassbender le ha dado una elegancia al personaje que Jobs no tenía.

Hablando netamente de la fundación de Apple, sus problemas, los personajes que rodearon a Jobs, y los tres puntos que la película toca, es por demás decir que se han tomado bastantes libertades. Desde el énfasis en Lisa, que dicho sea de paso, vivió con Jobs a partir de los 14 años, pasando por la presencia constante de Johanna (Kate Winslet) que después de NeXT no siguió con Jobs, hasta la omisión de la segunda esposa de Jobs con quien se casó en 1991 y que en la película (cuya trama concluye en 1998) jamás es mencionada.

En la película Jobs (2013) protagonizada por Ashton Kutchner, los actores que representaron a los personajes reales sí tenían una similitud física más marcada. Kucthner y Josh Gad (Woz) eran muy parecidos a los dos chicos que juntos trabajaron en el garaje del papá de Jobs para fundar Apple. Jobs, sin embargo, languidecía ante una dirección de Joshua Michael Stern carente de imaginación y con un tono muy de telefilm de Lifetime.

Acá se omitía el papel relevante de Johanna y se daba más vuelo a las relaciones tempranas de Jobs con sus colaboradores, con la madre de Lisa, con el amigo con el que fue a la India y que luego dejó botado como una chancleta, con Woz, para luego siguiendo la fórmula hollywoodense contarnos su glorioso ascenso, mensajitos de autoayuda de por medio, y vendernos una imagen de superación, excesivamente amable del personaje.

o-STEVE-ASHTON-570

Por su parte, el documental Steve Jobs: The man in the machine profundiza un poco más. Alex Gibney, responsable de documentales como Freaknomics, Gonzo: Vida y hazañas de Hunther Thompson, La mentira de Lance Amstrong y Going Clear: Scientology and the prison of belief muestra el lado más oscuro tanto de Jobs como de Apple bajo el mando de Jobs.

Así sabremos de los 18 suicidios en un año que tuvo en una de sus fábricas, que se estacionaba siempre en la zona de discapacitados, las malas prácticas corporativas, la contaminación ambiental de Apple, la explotación de sus trabajadores, sus movidas ilegales para sacar dinero a paraísos fiscales, su ausencia absoluta de filantropía, su carácter vengativo, ya que estando a punto de morir de cáncer se dio tiempo para perseguir a un periodista por haber filtrado el nuevo Iphone, y otros.

jobs.poster

Lo que jode de The man in the machine es el tono de introspección que adopta Gibney para abordar la figura, las preguntas que se hace ante la masiva respuesta de las personas a la muerte de Jobs, ¿por qué la gente llora? ¿Por qué la gente hace cola durante horas por un teléfono? ¿Por qué Steve Jobs trascendió por encima de gente que sí eran ingenieros, técnicos o expertos en softwares? Y el cierre, onda filosófico existencial del documental, que juega a que no juzga al personaje, pero sin embargo se regodea en las zonas más polémicas del mismo.

Así que no, ni Jobs ni Steve Jobs: The man in the machine lo consiguieron tampoco.

Y si tenés como referencia o como comparación esos dos trabajos, Steve Jobs de Danny Boyle es una rueda más al carro que intenta retratar a este complejo personaje.

151009_MOV_steve-jobs-movie.jpg.CROP.promovar-mediumlarge

Puede que algunos piensen que el trabajo de dirección de Boyle y el de guión de Sorkin, son más que suficientes para decir que la película es de lo mejorcito del año. Sin ir muy lejos, de las últimas películas de Boyle debe ser la más inspirada. Puede que también crean que Fassbender se merece su nominación al Oscar por una brillante actuación que no es precisamente tributo al personaje que recrea. Puede que sí, pero para los que busquen a Steve Jobs como tal, supondrá una mezcla de sentimientos. Un coitus interruptus.

Steve Jobs, no el de Ashton ni el de Fassbender, decía que no tenías que ser mejor que la competencia, sino diferente. Think Different era su lema, hasta el momento ninguno de los trabajos audiovisuales que intentan ahondar en su vida lo es.

Eso sí, la otra máxima que vendía como slogan: “cambiar el mundo”, para bien o para mal la cumplió con creces y las películas/documentales que salen unos detrás de otros, lo prueban.

Buenos días, esito sería. Cierro por unos instantes mi Mac.

Mónica Heinrich V.

EXTRA:

Acá el link de descarga de la biografía escrita por Walter Isaacson: Steve Jobs (Spanish Edition) – Walter Isaacson

Lo mejor: los elementos que componen una buena película están ahí: actuaciones, dirección inspirada, montaje, guión (incluso con su parte cursi) y arcos narrativos.

Lo peor: el Steve Jobs de Fassbender y de Boyle no es el Steve Jobs de Apple.

La escena: la primera secuencia introductoria al personaje, la de la coincidencia, las charlas con Scully estuvieron muy buenas.

Lo más falsete: lo de la hija, lo del ipod, lo de Woz todo el tiempo mendigando reconocimiento.

El mensaje manifiesto: Think Different

El mensaje latente: definamos Diferente

El consejo: Vela subtitulada, y sin exigir muchas similitudes con el Jobs real.

El personaje entrañable: Siempre sentí particular simpatía por Woz

El personaje emputante: la mamá de Lisa.

El agradecimiento: porque es amena y porque mueve a buscar mayor información sobre los personajes reales.

CURIOSIDADES

Tuvo un presupuesto de 30.000.000 $us.

Los espacios temporales de la película fueron filmados con diferentes técnicas para mostrar los avances de la tecnología, los inicios de Apple se filmaron en 16mm, luego en 35mm y la parte final en digital para que queden tácitamente marcados los 16 años que pasaron hasta la escena final del filme.

Fincher dejó la película porque no cumplieron sus dos exigencias: 10.000.000 $us. por dirigirla y tener absoluto control creativo del proyecto.

Steve Wozniak fue consultor del filme.

Las audiciones no se hicieron con el guión de Sorkin sino con escenas de Newsroom la serie de TV del mismo guionista.

Como la película está dividida en tres secuencias, la filmación se hizo igual. Se ensayó durante dos semanas, se filmó el primer pedazo durante otras dos. Se detuvo otras dos semanas en las que se ensayó la otra parte, y luego se filmó. Y lo mismo sucedió con la tercera parte.

El guión tenía alrededor de 180 páginas y Fassbender se lo memorizó.

Aaron Sorkin hace un cameo mientras Steve Jobs y Woz discuten en el teatro vacío. Es una de las personas que pasan por el fondo.

Si ya la viste,puntúa la película!

EN CARTELERA: The Counselor (El Abogado del Crimen)

“Demasiado ginecológico para ser sexy”

El título de la reseña: “Demasiado ginecológico para ser sexy” aplica totalmente para la esencia de The Counselor.

MV5BMTc3ODk0MTY0N15BMl5BanBnXkFtZTgwOTU2MTEzMDE@._V1_

Señores, se acaba de estrenar The Counselor, la más reciente película de Ridley Scott que tiene un casting  como para dejarte la jeta abierta: Michael Fassbender, Javier Bardem, Cameron Diaz, Penélope Cruz,  Bruno Ganz, Rubén Blades (¡!) y el pobrecito Edgar Ramírez.

Además, su director de fotografía es Dariusz Wolski y el guión le pertenece a (tiene que ir con mayúsculas y  ser dicho con megáfono): CORMAC MCCARTHY

Leer y escribir eso es casi orgásmico (si el nombre de Penélope no lo jodiera).

Y es lo que esperamos: Un orgasmo.

Después de la cagada que Ridley se mandó con Prometeo, era justo y necesario un resarcimiento de daños, una compensación que haga que saquemos los muñecos de Blade Runner del baúl y la vida continúe su curso natural.

Pero no. Lo visto en el cine no se puede procesar bien. Pasan demasiadas cosas y se dicen demasiadas huevadas como para que se saque algo en limpio.

Aquí, desde el título, la palabra clave es “demasiado”.

Aunque un “demasiado” de Ridley Scott siempre es mejor que un “demasiado” cualquiera, o ¿no?

Bueno, resulta que estamos ante una historia de narcos y conspiraciones. De puñaladas traperas en la espalda, de un juego despiadado de caza/pesca y de inocencias turbias.

Fassbender interpreta a un abogadillo (del que nunca sabremos el nombre) que accede a subirse al pony del crimen de la mano de Reiner (Javier Bardem). Estamos hablando del narco “exitoso”, las grandes ligas. Gente que mueve millones y millones de dólares en operativos de distinta índole. Ahí está pringau también Westray (Brad Pitt).

counselor_large

¿Qué pito tocan Cameron Díaz y Penélope? Pues Cameron es Malkina, cuyo nombre ya te dice que debe ser muy pendeja e hija de puta. Mala y maquinadora. Seh.  Malkina es la blondielover de Reiner.  Por su lado, Penélope es Laura, la ñoña de la película, novia del abogadillo, con cruz colgada en el coto y todo.

El abogadillo es codicioso, y aún gozando de un alto nivel de vida se involucra con esa gentuza estando comprometido en matrimonio con la ñoña de Laura.

Por una nefasta coincidencia, un negocio se va al chancho y el peligro revienta botando pus para todos lados.

ALERTA DE SPOILER: Cuando acordamos, el abogadillo, Reiner, Westray, Laurita Ingals, están con el dibujo de tiro al blanco en la frente. Los narcos creen que ellos se aliaron para robarles un cargamento de merca y todos tienen que morir.

Claro, como escarmiento puej. No es nomás venir a joder al Cartel.

Por mi parte, después de estar escuchando tanta chorizada de texto filosófico, solo deseaba que las muertes sean sangrientas, lentas y dolorosas. Porque lo que hace Cormac o…hmmm…sí, la culpa debe de ser de Ridley, lo que hace Ridley con su película es disparar sin sentido un montón de situaciones, no filtrar diálogos pelotudos y dejarnos con la incómoda sensación de que nos fuimos un poquito a la mierda. FIN DEL SPOILER

Porque en una época post-Breaking Bad, en un mundo en el que ya tenemos la magnífica Pulp Fiction, hacer una historia en la que de repente los narcos son los pensadores del siglo XXI, puede generar dudas.

Rubén Blades se lanza una catarata de frases que parecen ser escupidas por alguien que encontró a su mujer  en la cama con su familia inmediata y se ha tomado dos fardos de cerveza. Sí, cita a Machado y habla del ser y la nada, todo eso con una actuación pésima que provocaron en esta espectadora las ganas de agarrar un ladrillo meterlo dentro de un guante y darle unos buenos sopapos. ¿Por qué no te callas?

Los estereotipados personajes de Bardem y Pitt supuestamente no son niños de pecho, y cuando estalla el conflicto no hacen nada medianamente coherente. Pero eso sí, tienen tiempo de recitar versos a la pantalla que deben tener a Nietzsche pateando el cajón.

Mientras tanto, Penélope deambula por ahí con cara de niña asustada que sufre de algún problema digestivo.

Cameron Díaz construye un personaje al que no le ahorran ni tatuajes de manchitas felinas para que quede claro su naturaleza depredadora, tiene una escena que por disparatada, maldita y curiosa, hace que valga la pena ver el despropósito que supone la película en su conjunto. Anótense con marcador y estén atentos a la escena del auto y el bagre. Tan insólita como extrañamente sublime.

cameron-diaz-car-scene-the-counselor

Y así, todo se desliza en el precipicio de la nada absoluta, lo plástico y lo rimbombante al pedo.

McCarthy, a quien considero un escritor espectacular, escribe un guión plagado de textos rebuscados y a quien nadie le avisó que no era adecuado al lenguaje cinematográfico. Habrá quien los disfrute igual, porque no deja de ser Cormac McCarthy el autor y no dejan de lanzarse frases pendejas, pero en su resultado global pareciera que a Ridley le dio cosita decirle a don: “recortemos 70% de texto y quitemos todas estas escenas boludas”.

Porque sí, estamos ante un filme bipolar, por un lado tiene varias escenas absolutamente prescindibles: la del tipo en su casa antes de la escena de la moto, la del confesionario, algunas entre Reiner y Cameron, la voz de Cameron en el teléfono, la marcha de los desaparecidos, etc…pero no podemos negar que también tiene escenas inolvidables y de alta calidad: auto, bagre, motociclista y alambre, cordón mortal y Brad Pitt…

El The Counselor de Ridley Scott es un trabajo prácticamente inclasificable,  un desfile de caricaturas que se desvanecen en la ambición desmedida de esta producción que en conjunto acusa más sombras que luces.

Considero que aún a pesar de su barroquismo y excesos, hay chispazos de lo que pudo ser que hacen que valga la pena verla en el cine.

Una pena que esta mayonesa no cuajó.

Lo mejor: mucho pedigrí

Lo peor: mucho pedigrí pa tan triste resultado

La escena: Cameron Díaz y el auto (otra, otra, otra!!!)

Lo más falsete: Rubén Blades al teléfono. MATENLO.

El mensaje manifiesto: No todo lo que brilla es oro

El mensaje latente: Hasta los diamantes tienen imperfecciones

El consejo: Vale la pena verla, pero solo para aquellos que apreciarán la elegancia de Scott a pesar del resultado general.

El personaje entrañable: El auto amarillo y ver a Dean Norris como narco (Hank el de Breaking Bad)

El personaje emputante: los estereotipos narcos y las charlas boludas sobre las mujeres

El agradecimiento: Porque es una película que al salir los créditos te deja varias imágenes en la mente

CURIOSIDADES

–       El filme se desarrolla en en la frontera méxico-americana, pero fue filmado en España y Estados Unidos.

–       El personaje de Malkina era originalmente para Angelina Jolie, ella dejó el proyecto y el papel pasó a Cameron.

–       La película está dedicada a la memoria de Tony Scott, hermano de Riddley que se suicidó cuando se estaba filmando.  Ridley dejó la filmación una semana para acudir al entierro de su hermano.

–       Natalie Portman fue considerada para el rol de la ingenua Laura

–       Bradley Cooper y Jeremy Renner fueron contemplados para hacer de Reiner.

–       Comarc McCarthy estuvo en la filmación de The Counselor casi todos los días

–       Cormac tiene 80 años

Si ya la viste,puntúa la película!

TRAILER: 12 years A Slave

Nada para animar el espíritu como la promesa de algo que parece ser memorable.

Steve McQueen que ya nos noqueó la vida con Hunger y dejó un hueco en el corazón con Shame, regresa este año con su tercer filme: 12 years a Slave.

(espacio para el suspiro y el momento de embeleso)

1373963403_twelve_years_a_slave-oo2

Todo en esta producción hace pensar que será excepcional: la presencia de Michael Fassbender, uno de los mejores actores del momento, en un papel de villano, nuestro amigo Benedict Cumberbatch cuya popularidad obtenida por ser el Sherlock Holmes de la BBC le está granjeando dividendos muy merecidos, Paul Giamatti que nunca decepciona, y la adorable actriz Quvenzhané Wallis que nos hizo creer que una vez existió una Hush Puppy y vivió en La Tina con su padre, son parte de un gran elenco en el que también está incluido Brad Pitt .

Sin embargo, el peso dramático recaerá del todo en Chiwetel Ejiofor, conocido actor con una sólida carrera en cine y teatro, al interpretar a Solomon un hombre de color nacido libre que es engañado, dopado y vendido como esclavo al Sur. La historia es basada en la autobiografía de Solomon Northup escrita en 1853 y es adaptada por el guionista John Ridley, único nombre preocupante de todo el equipo, ya que su currículo es bastante discreto.

No importa, lo demás es tan perfecto que hace que nos hagamos los de la vista gorda.

El proyecto suena ambicioso, aunque la historia parezca la típica historia de redenciones en periodos oscuros como la esclavitud. Sí, suena típico, pero McQueen no lo es.

Se estrena comercialmente en Octubre, aunque ya está haciendo su camino en festivales cosechando ovaciones.  Ojalá podamos apreciar el filme en pantalla gigante.

Mientras tanto, he decidido rendirme a la decepción que chorrea de nuestras salas de cine y ver, finalmente, STOKER este fin de semana en pantalla plana y DVD…esperemos que McQueen corra mejor suerte.

Si ya la viste,puntúa la película!
Go to Top