LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

Tag archive

Los Angeles

EN CARTELERA: Prisoners (Intriga)

¿Where is my daughter?

No tengo hijos, pero el tiempo y la madurez me permiten imaginar la pesadilla de que te arrebaten a uno. Supongo que es la pesadilla de cualquier padre: que tu hijo desaparezca o le pase algo muy malo. Y cuando sucede, supongo, también, que nunca se supera. O más que superarse, se aprende a vivir con ello. Supongo.

El canadiense Dennis Villeneuve es un experto en esto de hacerte vivir los dramas que plantea. Ya lo hizo con la gran Incendios (Incendies, ya reseñada en este blog) donde nos dejó con el corazón apretado como una uva pasa y con imágenes que hasta el día de hoy nos persiguen.

Porque hay películas así, porque hay recuerdos así.

Prisoners es así. Por lo menos la primera mitad de su metraje.

247849id1e_Prisoners_Advance_Online_JPEG_Only.indd

Keller Dover (Hugh Jackman) es un abnegado padre de familia. Ex-alcohólico, vive una vida tranquila junto su esposa Grace (María Bello) y sus dos hijos Anna y Ralph, que le dan razón a su existencia. Además, su perfil de personalidad nos lo muestra como alguien muy creyente en Dios y sus poderes divinos, así como una actitud de protector con las personas que le rodean. Al tiro sabemos que en caso de crisis, Keller tomará las riendas y se hará cargo.

Esta sosegada felicidad es rota cuando la familia entera va a visitar a unos vecinos para la cena de Acción de Gracias, y Anna más Joy (la hija de los vecinos) se escabullen de la casa sin que nadie se percate. Las niñas desaparecen y la desesperación comienza a crecer a pasos agigantados.

Entra en escena el Detective Loki (Jake Gyllenhaal) que siempre ha resuelto sus casos pero que ahora se encuentra ante uno muy complicado.

prisoners-pelicula-foto-22

La película irá y vendrá desde Keller a Loki y desde Loki a Keller, constantemente. Un vaivén de emociones y de posturas ante el caso.

La desaparición de las niñas es retratada magistralmente gracias a la gran fotografía de Robin Deakins que ya mostró su valía con grandes trabajos como No es país para viejos, The Big Lewoski, Fargo, True Gift, A Serious Man, entre otros.

Vidrios empañados por la lluvia, frío, climas oscuros y cargados de tensión, el peso psicológico de los silencios, de lo que no vemos, todo llevado en la justa medida con precisión y gusto.

Prisoners 1080p_00_16_53_05_22[9]

Y la historia sigue su curso, envolviéndote en el drama de la desaparición, de la impotencia, porque nosotros tampoco sabemos qué carajos pasó con las niñas. Nosotros solo veremos el sufrimiento de las familias, del amigo de Keller y su esposa, de Grace que incapaz de soportar la pérdida recurre a los somníferos, del hijo adolescente que no sabe qué hacer, de Loki que se siente comprometido a resolver el caso pero que no lo tiene muy fácil, SPOILER conoceremos a Alex Jones (Paul Dano) con su coeficiente de 10 años de edad, que tiene toda la pinta de pedófilo o perver, y que mientras la película avanza sabés en tu corazón que algo tiene que ver con el entuerto. Sí, y ya cuando Keller sucumbe a la tentación de buscar respuestas por mano propia, te quedás con las ganas de cubrirte los ojos porque no, no querés que el personaje llegue a eso.

De alguna manera me recordó a la película francesa 7 días (Le 7 jours de talión), durísima,  que tiene una escena que se clava en la memoria (la del calzoncito abajo) y cuyo final condice más con su desarrollo que el final de Prisoners. 7 días no salva a sus personajes, sino todo lo contrario. Te muestra lo desgarrador de un asalto sexual hacia un niño, de un asesinato infantil, de la posición de un padre ante esa pérdida que no solo es pérdida sino es traumática pérdida, insoportable e incomprensible pérdida y además, en la empatía que llegás a sentir por ese padre golpeado por la enormidad de su tragedia, tampoco lo llega a salvar. Porque sí, porque hay cosas tan duras que no las podés digerir. Y no digo que el extremo planteo de 7 días (mal situado como filme simplemente gore) sea el adecuado, o que 7 días sea superior a Prisoners, sino que en su conjunto, como película quedó mejor construida.

En Prisoners, siento que Villenueve se dejó llevar por el convencionalismo, sí, intenta dar la sorpresa con el giro final (sospechadísimo desde 50 minutos antes), pero las niñas están bien, Keller se salva con su silbato, y a pesar de las tres muertes (la doña loca, el del medallón, y el que se suicida), el resultado global es que los involucrados estarán bien, la vida que es tan jodida les da una nueva oportunidad, todavía hay recomposición posible. FIN DEL SPOILER

image02

Para eso alarga la trama más de lo necesario, el guión del novato Aaron Guzilkowski lleva a lugares que marean la perdiz, pero que dramáticamente pierden fuerza desde mi punto de vista. Demasiadas vueltas terminan por deshilachar ese hilo emotivo que tan firmemente se construye en la primera mitad de la película. La explicación al rapto es tan pusilánime que tuve ganas de cachetear al personaje que lo dice en la pantalla. No, no, no. Tanto tiempo de visionado para que me salgan con esa huevada.

Igual, Villenueve es un director talentoso y dotado de una capacidad intrínseca para construir climas opresivos y atmósferas que te transmitan lo que su película debe transmitir. El gran trabajo de un reparto de lujo que incluye a Viola Davis y a Terrence Howard, son motivos suficientes para perdonarle su exagerada extensión y la benevolencia con sus personajes principales y platea.

Prisoners es una historia que te atrapa y te seduce desde el principio y que te adentra en la pesadilla que supone perder a un hijo y tratar de recuperarlo. En ese proceso desarrolla personajes que son prisioneros de sus propias pasiones y fantasmas.

Corrosiva en gran parte de su metraje, con una factura notable que recuerda a Zodiac y a Seven, es sin duda un thriller que se apoya en todos los clichés hollywoodenses, pero que consigue destacar. Para verla.

Lo mejor: impecable, sobria y notable en su dirección y factura

Lo peor: muchas vueltas al pedo

La escena: la del auto y Loki, gran trabajo de Jackman y Gyllenhaal

Lo más falsete: la explicación

El mensaje manifiesto: La desesperación es mala consejera

El mensaje latente: Un padre siempre sabe

El consejo: Hay que verla, en su género es de lo más logrado del año

El personaje entrañable: el perro que zarandean

El personaje emputante: el guionista de la segunda mitad de la película

El agradecimiento: Porque a pesar de la duración y la vueltas al fósforo, no aburre y te mantiene interesado en la trama

CURIOSIDADES

– El guión estuvo rodando en Hollywood durante años, pasó por las manos de varios directores (Brian Singer, Antoine Fucqua),  actores como Mark Walhberg, Christian Bale y finalmente, Villeneuve aceptó llevarlo a la pantalla gigante.

 – Aaron Guzikowski escribió el guión durante dos años

– El guionista de esta película es el guionista principal de una nueva serie llamada The Red Road.

– Melisa Leo interpreta a Holly Jones, y tuvo que ser caracterizada como de mayor edad, Leo ha ganado el Globo de Oro y el Oscar a Mejor Actriz de Reparto por su papel en The Fighter.

– Leonardo Dicaprio estuvo atado al proyecto durante bastante tiempo y finalmente lo abandonó

– El director tuvo en su mesa más de 50 CDs de compositores que estaban interesados en musicalizar el proyecto, finalmente se decantó por Johan Johansson

Si ya la viste,puntúa la película!

TRES: Javier Cabrera

from-hell-comic

Cómic: Desde niño, siempre tuve una fascinación por Jack el Destripador. No por los crímenes en sí, ni por el autor, sino porque el mito sobrevivió tantos años y nunca se supo realmente quién fue el autor. Lo que más me gustaba era ese velo de novela policial y de misterio que envolvía los hechos. Con la llegada del internet  dos cosas quedarían claras en mis prioridades de uso: mIRC y tratar de descargar el mayor tipo de contenido para salir de la ignorancia. Así llegué a From Hell; novela gráfica capaz de apresarte  hasta que seás testigo de la última página. Un cómic genial que, considero, es la obra más importante de Alan Moore y obviamente la de Eddie Campbell. La novela gráfica narra desde un punto de vista coral, tomando especial interés en el desarrollo de los personajes, los asesinatos de las cinco prostitutas en el barrio The White Chapel (Londres) en el año 1888. Crímenes comúnmente conocidos como los asesinatos de Jack el Destripador. El texto de Alan Moore y el dibujo a base de pluma de Campbell son simplemente un gol: un gol de rabona diría yo, raro y hermoso.

NadarPelícula: De recomendar algo, siempre recomendaría esta película argentina. Nadar solo es el retrato de un adolescente, un adolescente que parece tener todo en “orden”: una familia, colegio, amigos, una banda y mermelada de frambuesa. Sin embargo, no es feliz. Todo el tiempo percibimos un vacío en el personaje, y unas ganas de querer salir del mismo, sin saber muy bien cómo. No es una película de grandes emociones sino de las correctas: bien filmada y acompañada de algunos temas de la desaparecida Jaime Sin tierra. Dirigida por Ezequiel Acuña, puede ser vista y descargada totalmente gratis en http://www.cinepata.com/.

Música: Santiago Motorizado (bajo y voz), Doctora Muerte (batería), Pantro Puto (guitarra), Niño Elefante (guitarra) y Chatrán Chatrán (teclados) son El mató a un policía motorizado, banda de la escena indie de La Plata, con un sonido que bordea por el noise, punk rock garagero, sin virtuosismo musical. Eso sí; escuchar su música es ver una película clase B de vampiros, leer un viejo cómic y pensar en escenarios apocalípticos.El día de los muertos es, a propósito, su disco dedicado al fin de los días. Así que recliná tu asiento, cruzá los brazos y elegí tu arma antizombies favorita porque esto es Mi próximo Movimiento.

*Javier Cabrera es director del reconocido corto Lado B, y actualmente se encuentra desarrollando su primer documental: Pelota pinchada. Se desenvuelve como editor y post-productor.
Si ya la viste,puntúa la película!

MINICRITICA: Gangster Squad, El Hobbit y The Grey

De gángsters y gángsters

Cliché squad
Cliché squad

¿Sean Penn poniendo patas arriba una ciudad, lidiando con la mafia y la policía, perseguido como si se hubiera rociado Axe encima? No, no es la película: Bolivia, Confidential, es Gangster Squad, y aquí Penn interpreta a Mickey Cohen un mafioso que asola Los Angeles en 1949. Como Cohen tiene comprado a medio mundo (deja vu ON) pues se forma un comando especial cuyo objetivo es detener al hijo de Pooh. Muere Mickey, muere!

Ryan Gosling, Emma Stone, Josh Brolin, Nick Nolte y Giovanni Ribsi son parte del impresionante casting. Con ese casting tu deber en la vida es hacer la puta película, pero no. La dirección está a cargo de Ruben Fleischer, quien desde su interesante Zombieland anda más perdido que payaso en velorio. Si a él le sumamos un guionista novato como Will Beall, el desastre está servido.

De nada sirve el aliciente de que lo que vemos está basado en hechos reales, al contrario, algo en su plástica y ñoña envoltura deja claro que NO, no fue real. Además de su excesiva duración (casi dos horas), Fleischer no se decide si está haciendo una comedia, una película de acción, una noir, de suspenso, o qué. El público, sin embargo, se decanta por la opción comedia y ríe a mandíbula batiente en las escenas de supuesto poder emotivo. Atención a los diálogos finales, son para partirse en dos.

Así las cosas, Gangster Squad no aprendió nada de Los Intocables o L.A. Confindential, dignos representantes del género al que aspira.

Llega un momento que tus ojos te insultan por permitirles ver semejante desperdicio de talento. No negaremos que es ligeramente entretenida, pero de qué le sirve a las flores haber nacido en el campo.

El filme termina, y eso es todo. Te vas a tu casa deseando olvidarla y pensando: Mucho casting para tan poca cosa.

Lo mejor: El casting Lo peor: Hace ver mal a un gran casting  La escena: la del tiroteo final, por burra Lo más falsete: El tiroteo final y la muerte del crispín último El mensaje manifiesto: El crimen paga El mensaje latente: El crimen paga mal El consejo: Esperá el DVD El personaje entrañable: Navidad El personaje emputante: El de Josh Brolin, por pelotudo El agradecimiento: Que me invitaron y no pagué por verla. Gracias MJF!

Hobbits, los de antes

El Hobbit iba a ser filmado por mi querido Guillermo del Toro, pero las crisis internas de la MGM, así como problemas con las regalías de lo recaudado por El Señor de los Anillos, pusieron el proyecto en veremos y finalmente Peter Jackson aceptó el reto. Leer los entretelones de lo que ha significado filmar El Hobbit es una película aparte.  Desgraciadamente, parece que esa película sería mucho más interesante que la que en realidad se filmó.

Como fan de Tolkien, es triste ver que el libro más ligero y entretenido de los relacionados a la Tierra Media sea llevado a la pantalla grande de forma tan aburrida e insípida. Estamos hablando de 324 páginas que fueron partidas en TRES entregas. Haciendo un cálculo estúpido eso nos deja 108 páginas contadas en casi 3 horas.

"No me obliguen a hacer las otras dos"
“No me obliguen a hacer las otras dos”

Sí. Mátenme y escupan sobre mi tumba.

Los ingredientes están: un avispado Bilbo Bolsón interpretado por el carismático Martin Freeman (Watson en Sherlock de la BBC), los 13 enanos, el fascinante Gollum, los trasgos, el dragón Smaug, las canciones, los acertijos, Gandalf que recluta a Bilbo como saqueador oficial de los enanos, una gran aventura (robarle al dragón el tesoro de la montaña), lo que falla es la sazón  del cocinero.

Peter Jackson nos da un desangelado plagio a sí mismo. El Hobbit se supone mucho menos épica que El Señor de los Anillos, pero Peter quiere que creamos que amerita una trilogía, y para esa trilogía alarga escenas dándole vuelo a la hilacha al lucimiento del asqueroso 3D.

La técnica, la ambientación, aquello que hizo que suspiráramos hace años sigue ahí, nosotros, empero, queremos ver El Hobbit sin que parezca parte de los Extras del DVD de El Señor de los Anillos.

Gracias a Dios, Gollum (Andy Serkis) nunca decepciona y su breve aparición hace que valga la pena ir al cine, descubrir cómo el anillo llegó a las manitos de Bilbo y disfrutar de los restos reconocibles de la trama.

Lástima por los enanos que en el libro son tan pintorescos. Habrá que reencontrarse con ellos en el papel, ahí donde hay algo más de dignidad y sus barbas no dejan de crecer nunca.

Lo mejor: Gollum, siempre Gollum Lo peor: Sin sorpresas, y tediosa  La escena: cuando aparece Gollum Lo más falsete: todas esas persecuciones eternas para lucimiento del 3D El mensaje manifiesto: Repeticiones nunca son buenas El mensaje latente: Las repeticiones igual venden El consejo: No esperés gran cosa El personaje entrañable: Gollum El personaje emputante: Me emputó Gandalf El agradecimiento: Que pude dormir un ratito cobijada por la pantalla de cine.
 
Destrípalos, Liam Neeson
"Te voy a hacer talco, lobito"
“Te voy a hacer talco, lobito”

Con algo de retraso (la película es del 2011) y seguramente siendo los quintos que le sobran al Cine Center cuando compra películas más nuevas, se estrenó The grey, conocida como Infierno Blanco.

Yo diría que tiene su aire a La vida de Pi, versión uncut y sin pajas de redenciones maravillosas. Un Pi emo. Ottway (Liam) es un cazador, trabaja en una planta perforadora en un rincón del mundo donde solo hay  nieve y frío. Su labor es vigilar que los lobos no se acerquen al lugar. Pero Ottway está deprimido, y el presente se mezcla con flashbacks donde vemos a su esposa: Algo pasó con la mujer, no sabemos qué.

El susodicho toma un avión con un grupo de trabajadores y se estrella en una espectacular escena. Hay que decir que estamos en Alaska,  la posibilidad de estrelle y pernocte solo nos puede remitir a un cuento de Jack London.  Ese es el primer punto de giro, el segundo ocurre cuando se dan cuenta que están rodeados por una manada de enormes y salvajes lobos.

De ahí, todo es corre, corre que te agarro.

Joe Carnahan es el director que sabe contar esta historia. Carnahan logra crear un duro relato de supervivencia, matizado con escenas de acción, suspenso, que mantienen al espectador en vilo. Por momentos puede sentirse reiterativa, sí, aunque eso no empañe un trabajo general muy elogiable y un final para el recuerdo.

The Grey, es una de esas sorpresas en cartelera, una película en la que funcionan casi todos sus elementos y que al terminarla no te dejará sensación de pérdida de tiempo.

Atención! al final de los créditos hay yapita.

Lo mejor: Bien filmada y entretenida Lo peor: a veces reiterativa, sobre todo los flashbacks La escena: el estrelle y el final  Lo más falsete: cuando se tira al agua y después tan campante, ese camba se moría de hipotermia al tiro El mensaje manifiesto: El destino es el destino El mensaje latente: Sos el artífice de tu destino El consejo: Vale la pena verla en cine El personaje entrañable: el hablador que hacía chistes desubicados El personaje emputante: el latino El agradecimiento: que no sucumbe a la tentación de hacerla muy convencional.

Mónica Heinrich V.

Si ya la viste,puntúa la película!
Go to Top