LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

OSCAR 2016: Gala, poses y negritud

Nuestra querida Sansa (Sophie Turner) estaba hermosa e inocente en la alfombra de los Oscar y, claro,  mostraba orgullosa su vestido hecho de material ecológico, porque las jóvenes estrellas tienen pues conciencia medioambiental. Acto seguido sacudía su teñida cabellera (furiosamente roja) y comentaba que las joyas brillantes eran de Tiffany.

Ese hecho, banal y boludo, muestra de cuerpo entero la gala que vimos anoche.

Una gala sin grandes sorpresas, en la que Chris Rock hizo un casi patético papel como presentador.

Sí, cuando Chris salió al escenario vestido de blanco y empezó a escupir su monólogo sobre lo racista que es Hollywood, parecía que el tipo había optado por la rebeldía.

160228204245-oscars-show-2016-chris-rock-overlay-tease-1
¿REBELDE, YO?

Defender su presencia ahí, después de que actores afroamericanos habían pedido su boicot ante la ausencia de nominados negros, fue otra vaga ilusión sobre la hidalguía de Chris para hacer historia.

Tuvo afilados chascarrillos  sobre negro acá, blanco allá y bla bla bla, vacía perorata.  Su mejor argumento hubiera sido el premio a 12 años de esclavitud o el que le dieron a Halle Berry por Monster´s Ball, ambos una suerte de discriminación positiva o racismo invertido.

Pero no, Chris Rock machacó y machacó durante toda la gala sobre el mismo tema, y encima hizo pequeños sketchs y  alusiones a la ausencia de negritud en la quimera dorada que es Hollywood con MÁS invitados negros. Ni Ellen Degeneres ha sido tan blanca como Chris Rock este año.

El anfitrión ni siquiera pudo congraciarse con los espectadores cuando hizo el show de la venta de galletas tratando de emular el pedido de pizza de Ellen. No. Ya vimos eso Chris y tampoco fue la papa cuando lo vimos por primera vez.

Mientras tanto, en twitter había quien al estilo del circo romano exigía: “Entretenimiento, putos! Quiero entretenimiento” porque sí, quizás ese tweet fue lo más honesto que se dijo anoche.

Los premios comenzaron a entregarse y la euforia se desató en las redes por los seis Oscar técnicos que se llevó Mad Max.

Otra ilusión, chicos. Cuando dan hartos premios marginales a una sola película, los premios importantes se los llevan otros.

Pero hagamos un repaso minucioso de lo sucedido en la gala:

LA POSE

Llegó un momento surrealista en el que todos querían su pedacito de corrección política y su baño de “me importa el mundo”: Sam Smith diciendo que era un orgulloso gay, una doña hablando de inclusión cuando Trumbo y la vida nos han dejado claro que esa palabra no existe en Hollywood, Lady Gaga cantando sobre el abuso sexual a una audiencia que es nido de pedofilia, abuso sexual y drogas, Leo DiCaprio hablando sobre el calentamiento global (nuevamente a una audiencia con el suficiente dinero para hacer algo al respecto), el discurso de aceptación de The Big Short en el que uno de los tipos lanzó un mensajito antipetroleras: o sea, HELLO! estás en una gala que es símbolo de todo aquello que criticás sobre las desigualdades sociales y la voracidad del sistema. Los de Spotlight diciéndole al Papa Francisco que haga algo: o sea, HELLO! el Papa pertenece a esa institución que sigue escondiendo pederastas.

Puede que ESE sea el momento de decir cosas importantes, pero a excepción de algunos sinceros y ubicados discursos, todo  parece una breve mascarada de una industria a la que solo le interesa el dinero y mantener el statu quo, el cómodo statu quo que manejan desde hace décadas.

LO JUSTO

  • Mad Max por Mejor Maquillaje y Peinado, por Mejor Diseño de Producción, por Mejor Sonido, por Mejor Edición de Sonido, por Mejor Montaje, y Mejor Diseño de Vestuario. No hay cómo objetar estos premios, lo que hizo George Miller con ese espectáculo cinematográfico no tuvo parangón.
  • Brie Larson y su Oscar a Mejor Actriz por Room. Esperado, justo, y sin vueltas que darle.
  • El gran Enio Morricone premiado como Mejor Banda Sonora por ese trabajo exquisito que hizo en Los odiosos 8 de Tarantino.
  • El premio a Mejor Película Extranjera a El hijo de Saúl. Todos coinciden en afirmar que El Hijo de Saúl es una de las mejores películas del año pasado. No solo extranjera, sino a nivel global. Teniendo en cuenta que trata una vez más el tema del holocausto, hay que darle más puntos extras por conseguir una vuelta de tuerca a una temática que los espectadores ya han visto infinidad de veces.

JUSTO

LA SORPRESA

  • El Oscar de Mejor cortometraje animado para el corto chileno Historia de un oso. Narra una historia metafórica que alude a la dictadura de Pinochet y al exilio. Además de ser el primer Oscar para Chile, le ganó a dos favoritos de su categoría Sanjays Super Team que era de Pixar y al GRAN GRAN trabajo de Don Hertzfeld World of tomorrow. Se puede ver online aquí: https://youtube.com/watch?v=CXpgqHMJ-MM
  • El premio a Ex Machina como Mejores Efectos Visuales. Ex Machina no es una mala película, pero el apartado por el que la premian es además de sorpresivo hasta extraño. El efecto visual está relacionado solo a los robots, o en este caso, al robot que es Alicia Vikander, que es la que se ve la mayor parte del tiempo. Bonito sí, pero no sé si llega a compararse a lo hecho por Mad Max o incluso Star Wars, si nos queremos poner ñoños.
  • El premio a Mark Rylance a Mejor Actor de Reparto fue un sorpresón. Nadie se lo vio venir, mi favorito era Tom Hardy, la masa pedía a gritos a Stallone, pero hay que reconocer que el tipo es un actorazo e hizo un muy buen papel en Puente de Espías.

 

pizap.com14567636976101

LO ESPERADO

1.- A Leo Dicaprio por Mejor Actor. Al fin pararán los memes! Acá hay aguas divididas sobre si merece o no ganar. Aguas tan divididas que se han roto amistades y algunos crispines se han retado a duelo al amanecer. Sus competidores más fuertes eran Bryan Cranston, que es parte de una película muy más o menos (Trumbo) y a la que la industria no le interesa premiar, y Eddie Redmayne (La chica danesa), cuya representación de Lili me pareció linda pero demasiado llena de mohines. Lo pudo ganar cualquiera de los tres. No veo como una injusticia que se lo lleve Leo, un actor que desde hace años ha sido ignorado por la Academia y aunque su película no era mi favorita, pienso que hizo un papel más que decente, como siempre.

2.- Intensa-Mente a Mejor Animación: Este premio era de Anomalisa, no obstante Pixar pisa fuerte y premiaron a la película más familiar que ensalza los valores Americanos que a Hollywood le gusta tanto promover. No importa, el mundo te reconocerá tarde o temprano amado Charlie Kauffman.

3.- Los premios a Spotlight por Mejor Guión y Mejor Película: Debería ser ilegal que una película se lleve el premio a Mejor Director y otra gane Mejor Guión y Mejor Película. Pero bueno, la vida es una paradoja también. Ambos premios me parecen esperados y no fueron sorpresa para mí porque si bien El Renacido tenía lobby y Mad Max era un espectáculo cinematográfico, Spotlight es el tipo de película que a Hollywood le gusta premiar. Está dentro de su confort zone. Además, hay que reconocerle a Spotlight que de las nominadas a Mejor Guión era la que menos fisuras tenía. En la categoría Mejor Película hubiéramos podido prescindir de Puente De Espías y Marte, y meter Carol y El Hijo de Saul, por ejemplo, pero así son las cosas. No, no, Spotlight no es una película inolvidable, de obligada referencia, yo no la veo así, tampoco pienso que sea lo mejor del año, y ahí está con dos de los premios más importantes.

pizap.com14567640320282

EL RECORD

El premio a Mejor Fotografía para El Chivo Lubezki y El Renacido, solo Mad Max pudo arrebatarle ese coso dorado. Lubezki está dentro de lo mejor del cine mundial y este es su TERCER Oscar consecutivo. Hito para México, hito para la categoría, HITO. Dicho sea de paso, El Chivo se vio muy “emocionado” por el mencionado hito.

Emmanuel Lubezki poses in the press room with the award for best cinematographer of the year for "Gravity" during the Oscars at the Dolby Theatre on Sunday, March 2, 2014, in Los Angeles. (Photo by Jordan Strauss/Invision/AP)

LO DULCE

La presencia de Jacob Tremblay, el adorable niño de Room. Tanto en la alfombra roja como en la ceremonia, el niño fue un pequeño vestigio de pureza. Hace muchos años esa pureza la puso Macaulay Culkin. Sí.

jacob-tremblay

El mensaje que Arnold Schwarzenegger subió a la red después que Stallone perdiera a Mejor Actor de Reparto. Esa bestia musculosa resultó un sentimental.

Captura de pantalla 2016-02-29 a las 13.26.12

El BLEF

El Oscar a Mejor Canción para Sam Smith. El intro de Spectre con su canción cero novedosa y más aburrida que discurso de Coelho se llevó traicioneramente el premio a Mejor Canción. Por Dios! Mejor era que se lo den a alguno de los temas que salen en Ted 2.

El Oscar a Mejor Director a Iñárritu. A ver, si El Renacido hubiera sacado algún otro premio importante diríamos que no hay disonancia, pero si SOLO se puede ufanar del premio a Mejor Actor y al de Fotografía, no sé qué le han premiado al señorito Iñárritu. QUE! Habría que reflexionarlo con una copa de vino tinto, mientras clavamos alfileres a su muñeco vudú.

Bochornito

El ASQUITO

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, marcó tarjeta en la gala para confirmarnos que el Oscar no es un hecho aislado para el Estado. Su salida al escenario vino acompañada de la música de Indiana Jones. Qué alucine! encima todos los chupamedias se pusieron de pie.

biden--644x362

Choquita/o no era pa vos, pero no jode

Nunca faltan esos premios que a nadie le importan realmente, o cuyas categorías están tan parejas, que da igual quién lo saque. Es el caso de Alicia Vikander y La Chica Danesa como Mejor Actriz de Reparto, mis favoritas eran  Mara Rooney o Kate Winslet o Jennifer Jason Leigh, pero tampoco me jode que se lo haya ganado Vikander.

Algo similar ocurre con el premio a Mejor Guión Adaptado, para mí eran superiores Carol y Room, pero entiendo el porqué del premio. The Big Short tiene un guión complejo, que dice cosas “importantes” aunque las diga con baches y muletillas moralistas.

Y finalmente Amy a Mejor Documental. No era el mejor, ni el más relevante de su categoría, pero entiendo que su factura de fácil consumo, la historia de esa estrella caída en desgracia y, además, la propuesta más creativa de las cinco nominadas a nivel de estilo y narrativa, le haya dado el premio.

pizap.com14567656166904

EL DESEO

Y si algún día Louis C.K. hace de anfitrión? Será que es más malo que Anne Hathaway y James Franco o que Neil Patrick Harris o que esta versión latte de Chris Rock?

Para cerrar el post, un poco de humor. Porque al fin y al cabo, los Oscar son solo eso:

Entretenimiento, putos!

Generalmente no son las mejores películas, ni los mejores actores, para eso hay festivales y cine de distribución no tan masivo.

Entonces toca tomárselo con humor, como corresponde a un show de entretenimiento que juega a ser algo más pero que no puede ocultar que detrás de toda su parafernalia hay una Kardashian comentando el trapo que lleva puesto Jennifer Lawrence.

Luego viene el after party, los Oscar se archivan y, tal vez, cuando los años pasen, servirán para ser empeñados y obtener algo de dinero cuando la estrella ahora apagada ya no esté pisando la alfombra roja.

Captura de pantalla 2016-02-29 a las 13.13.23 Captura de pantalla 2016-02-29 a las 13.14.16 Captura de pantalla 2016-02-29 a las 13.14.09 Captura de pantalla 2016-02-29 a las 13.13.56

09-oscars-memes
Untitled-1-660x374

4 Comentarios

  1. Si bien Lubezki y lo latino, felicidades… bla bla bla… en relidad el Oscar debió ser para Roger Deakins, por Sicario. Este señor lleva más de una docena de nominaciones, es uno de los grandes maestros de fotografía cinematográfica y siguen pasándolo por alto. Eso no está bien.

    Si no concen a Mr. Deakins, pongan su nombre en youtube y verán lo grande que es.

     
    • José!!!! lo mejor que tenía Sicario era Roger Deakins, esa secuencia en la que Benicio se mete a la casa del capo es espectacular…ppor supuesto que se merece un Oscar por su trabajo, pero no creo que sea para dárselo por Sicario jijijij…bueno, el tipo todavía es joven (66) así que estoy segura que tarde o temprano le llegará su momento de gloria!

       
  2. Lo Iñarritu me pareció parte del resultado lobista. Sin desmerecer su trabajo, creo que fue parte del esquema propuesto para una gala que cumple su propósito: parecer políticamente correctos.
    El premio fue a un mexicano que tuviera pantalla mundial en plenas primarias o caucus frente al despropósito Trump, igual que la presencia del Vice blanco amigo de Gaga. Nótese que entre los brazos de víctimas no había ninguno de color… negro.
    Si la mejor película fue “Spotlight” y el guión original también era suyo, ¿no era “lógico” el premio a la mejor dirección para Thomas McCarthy?
    Di Caprio ha interpretado personajes que le merecieron el Oscar y se lo negaron. Me pareció poco “The revenant” para lograrlo anoche y más supo a un Oscar por la trayectoria, incluso porque le permitieron echarle al discurso mucho más allá del tiempo estipulado para cada uno de los demás premiados.
    Mi premio a la mejor actriz de reparto estaba entre la ganadora y Kate Winslet. Coincido en que los mohines se pusieron hasta pesados en Lili pero la interpretación de Eddie Redmayne me pareció superior a su papel laureado como Hawkins.
    Gracias, como siempre, por tu exquisito Oscar. Deberíamos hacer vaquita para que te encontrés allá con Liniers: #MonicaEnElOscar sería un éxito mundial. Muac.

     
    • Y sí, Iñárritu es un experto en lobby!
      Pienso igual sobre lo del Mejor Director, si has conseguido la Mejor Película y el Mejor Guión, es ilógico que no sea el Mejor Director que es el que pone la shit together jejeje
      Pobrecito DiCaprio, ha ganado un Oscar pero desgraciadamente susceptible a cuestionamiento. Sobre Eddie es un gran actor, aunque haya ganado el Razzie al peor del año también!
      Gracias a vos por el comentario! y los Oscar hay que verlos por tele, no me imagino lo aburrido, largo, tedioso que debe ser estar entacada, con vestido, peinado y maquillaje durante todas esas horas jijijij
      Besos!

       

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Últimos de Mónica Heinrich

Go to Top