LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

EN CARTELERA: Los 33

Cuando los mineros chilenos quedaron enterrados en el 2010 la cosa se vivió de dos maneras: 1) la fatiga que generaba el hecho de que se pueda o no rescatar a esos 33 hombres y 2) una suerte de reality al que se le dio uso político y mediático, tal cual ameritan situaciones extremas (Saludos, Torres Gemelas).

Cinco años después, la maquinaria hollywoodense agarra esta historia y la lanza cual escupitajo de llama hacia nuestros ávidos ojitos.

los 33 poster

Sí, Hollywood sabe lo que hace y durante un poco más de dos horas nos entretenemos con el relato que protagonizan nada más y nada menos que Antonio Banderas, Juliette Binoche y Rodrigo Santoro.

Somos grandes, viejos, y resignados ante la vida, hay que aceptarlo.

Pero también hay que aceptar que Los 33 es solo una película gringa hecha para gringos y latinos que puedan subirse al burro de la ñoñez americana.

Contextualizando: El 5 de agosto del 2010, la mina San José se derrumbó dejando atrapados a 33 mineros a una profundidad de 720 metros durante 70 días. Se gastó más de 10 millones de dólares en el rescate, un rescate que es el más exitoso de este tipo a nivel mundial y que consiguió una audiencia solo superada por el funeral de Michael Jackson (¡!). El rescate, en la vida real, se inició esa misma noche y contó con una respuesta inmediata de las autoridades y rescatistas.

125098695_los33cine

Así que entiendo perfectamente porqué vale la pena hacer una película sobre el asuntito, lo entiendo ($us.). Lo que no entiendo mucho es que teniendo todos los recursos para hacer una película inteligente, pendeja, que además sea apegada a la verdá, se hayan conformado con gelatina rosa.

La mexicana Patrica Riggen, a quien conocemos por La misma luna (ñoño y telenovelesco filme) es la directora de Los 33.

Su dirección, si bien no incomoda y cumple con entregar una película con buena factura a nivel técnico, no nos lleva a ningún lado aparte de reforzar clichés, endiosar al Ministro de Minería y pasarse por el traste a los verdaderos héroes del boliche: los rescatistas y los ingenieros que trabajaron sin ninguna duda ni amague de abandono para sacar con vida a los mineros enterrados.

El papel del boliviano Carlos Mamani interpretado por Tenoch Huerta es uno de los más lamentables. Un tipo constantemente menospreciado, sin capacidad de lucha, o de autodefensa, al que le hacen bullyng a gusto para darle toques dramáticos/cómicos al encierro.

Es evidente que hay poco apego a la verdad y mucho dibujo libre.

Los 33 tampoco sirve como reflexión de la naturaleza humana, porque para ser gente que estuvo 70 días viviendo un encierro terrible, la película se encarga de resaltar los buenos corazones y el triunfo de la solidaridad del ser humano por encima de las adversidades.

juan-pablo-raba-los-33

O sea, sí, qué bonito, pero no, no gracias.

Alguien me dirá, uno no va al cine a extraer mensajes de nada y ESTOY DE ACUERDO!, solo que la situación vivida por los 33 y el contexto de la experiencia requerían un trato más serio, que no banalice lo sucedido y que por ahí cuestione el sector minero y la leyes al respecto, ya que los 33 nunca recibieron indemnización y algunos, actualmente, están sin trabajo.

El casi debutante Mikko Alanne, Craig Borten (Dallas Buyer Club), José Rivera (Diarios de Motocicleta, Cartas a Julieta) y Michael Thommas (Lady Halcon, El ansia) son los encargados de la historia/guión.

Sí, tal cual, “Por sus créditos los conoceréis!”.

Un guión complaciente, con golpes efectistas como la cachetada al Ministro, la llegada de Don Francisco, el canto de Gracias a la vida, la supuesta renuncia a continuar del ingeniero que en realidad fue uno de los héroes más importantes del rescate, el supuesto peligro que corría la cápsula de rescate, y así.

Hay escenas plásticas como jugo de naranja enlatado que tienen la intención de ponerle poesía a un filme cuya gran falencia es esa, la falta de poesía, ejemplo: la cena imaginada de ricas comidas, el final en el mar y cosas como esta:

1438199856_33

Con respecto a las actuaciones, la que brilla con luz propia es Juliette Binoche que nos convence del todo sobre la posibilidad de que una francesa se convierta en latina. No corre tan buena suerte Antonio Banderas, interpretando al líder de los mineros: Mario que durante la película es todo un Coelho de las profundidades. Antonio, a veces, está un poco pasado de revoluciones, como en muchas de sus películas parece creer que más es más. Kate del Castillo sale sin pena ni gloria como la esposa de Mario, y Santoro le da galanura a un Ministro de Minería que en la realidad poco o nada se le acerca.

El verdadero Luis Urzúa, capataz de los 33, lo dijo más claro:

¿Para qué ver una película que no nos representa y nos humilla?

Y sí, película aparte sería la ausencia de penalidades a los dueños de la mina donde estos 33 hombres estuvieron enterrados en vida, o que ese mismo año 45 mineros SÍ murieron en situaciones parecidas, película aparte sería cómo las aves de rapiña políticas, literarias y cinematográficas consiguieron contratos abusivos con estas familias humildes y que ahora, muchos de ellos, sufren secuelas psicológicas y no consiguen trabajo.

Mientras tanto, tenemos Los 33, protagonizada por rutilantes estrellas como Antonio Banderas, Juliette Binoche, Rodrigo Santoro, que esperan quizás alguna nominación a un premio cinematográfico, donde puedan recibir la codiciada presea y hablar emocionados sobre esos 33 que merecían otra película.

Mónica Heinrich V.

Lo mejor: se deja ver
Lo peor: plástica y banal
La escena: la primera escena con la cámara introduciéndose a la mina.
Lo más falsete: el papel de Santoro, el coelhiano Mario, Don Francisco, la cena, el mar, muchas cosas.
El mensaje manifiesto: El ser humano triunfa sobre la adversidad
El mensaje latente: el ser humano se APROVECHA de la adversidad.
El consejo: Para verla sin mayores expectativas y sabiendo que no pasa nada con el filme.
El personaje entrañable: los casi omitidos rescatistas
El personaje emputante: Mario, el ministro, el presidente, el dueño de la mina.
El agradecimiento: porque no está mal filmada y es nomás entretenida.

CURIOSIDADES

El verdadero Mario Sepúlveda conoció a Antonio Banderas el primer día de rodaje y se convirtió en asesor de los extras.

James Horner compuso el tema final de la película, donde los verdaderos mineros están en el mar, sin embargo falleció en un accidente de avión meses antes que la película fuera lanzada.

Julitte Binoche reemplazó a Jennifer López.

La cachetada no ocurrió en la vida real.

Se rodó en Chile y Colombia.

Si ya la viste,puntúa la película!

4 Comentarios

  1. Talvez falta agregar que la historia es contada en inglés… y para mi el idioma es parte fundamental de cualquier relato, esty seguro que si la pelicula se hacia en español, ya de por si, hubiera sido mejor

     
    • Uta, pues no sé che. Creo que esta peli así tal cual con este guión en español o en húngaro me daría el mismo resultado. Pero bueee…nunca se sabe. Slds¡

       

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Últimos de cine

Go to Top