LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

EN CARTELERA: Killing them softly

MUERTE LENTA

América no es un país, es un negocio”, afirma Jackie Cogan, personaje interpretado por Brad Pitt en Killing Them Softly. En ese parámetro de crítica al sistema se mueve todo el filme.

killing-them-softly-colour

Andrew Dominik, director neozelandés conocido en el gremio por El asesinato de Jesse James, dirige esta descafeinada película que intenta ser transgresora, coyuntural y pendeja y lo único que logra es dejarnos casi moribundos del aburrimiento.

Con los lauros de ser seleccionada en Cannes el 2012, podríamos pensar que algo bueno tendrá, y sí: cada hoja de esas palmas de oro que adornan el poster tienen que ver con la presencia del blondo Brad Pitt, de Sam Sheppard, James Gandolfini en una de sus últimas apariciones antes de morir y Ray Liotta.

Nadita más se rescata de una película plagada de mensajes (literalmente) sobre la mala economía que vive el torturado norteamericano promedio y la corrupción de un sistema que exalta la unidad en un país completamente dividido.

Ray Liotta es Markie Trattman, el propietario de un tugurio donde se juega y apuesta. En el pasado, Markie cometió un auto-robo que luego fue perdonado o pasado por alto por sus colegas. Sin embargo, años después, el avispado Squirrell (otro mafioso) contrata a un par de boludos para que vuelvan a asaltar el lugar asumiendo que las sospechas recaerán por ósmosis en el tal Markie.

Aquí la palabra clave es BOLUDOS. Si vas a cometer un hecho delictivo tan peligroso, contratá puej profesionales no a ese par de mensos que al primer trip (cortesía de aerolíneas Heroína), se van de lengua champando a todo mundo.

"Cogan's Trade"

Yo diría que contratés alguien más o menos como Jackie (Brad Pitt), que es llamado , a su vez, para arrasar con los crispines involucrados en la matufia.

Lo peor es que mientras la película se desarrolla y los personajes, ya de por sí, tienen unas líneas aburridas, sin chiste, pretenciosas, cada cierto rato escuchás la radio con noticias sobre que la economía esto  o aquello, los bancos, las leyes, la campaña 2008 de Obama y lo que sea. Si no es la radio es la tele, y en ese momento deseás que Jackie mate a todos RÁPIDAMENTE y que la huevada termine en un baño de sangre sin precedentes. Digo, para justificar la inversión de tu tiempo y tu entrada.

La gente empieza a emigrar de la sala, y vos te quedás por Brad, que siempre luce impertérrito en su papel de matón a sueldo.

Dominki se pajea en estilismos varios, en slow motions que nos dicen: “sé usar la Phantom”,  en el desperdicio de un Gandolfini merecedor de mejor suerte y mejores recuerdos.

La secuencia del asalto es lo más logradito. Se siente la tensión, no sabés qué va a pasar y todavía no te has aburrido/emputado con la sucesión de largas charlas al pedo que tienen el resto de los personajes, en una pobre imitación de Tarantino, Guy Ritchie o similares.

killing-them-softly-pic06

Basada en una novela de los setenta llamada Cogan´s Trade, de George Higgins y guionizada por el mismo Andrew Dominik, Killing Them Softly es un neo-noir filme, que quiere ser una película seria que dice cosas serias, pero lo serio no tiene por qué estar envuelto en papel regalo, con moño y purpurina.

La forzada metáfora va y viene, explicando la podredumbre de los cimientos de la sociedad gringa a través del desencanto, vacío y frialdad de sus personajes con unas muy bien seleccionadas canciones. Desgraciadamente, el género ha dado mejores y más efectivos filmes.

Desencanto y agresividad pasiva en la butaca, mientras en la pantalla se rompen vidrios y se chorrea sangre como si fuera una instalación artística. Para en otra será.

Lo mejor: estéticamente impecable y la violencia explícita, cuando la hay, está muy conseguida

Lo peor: demasiada metáfora y pretensión

La escena: el asalto y un par de muertes que siguen casi al final de la peli

Lo más falsete: sí, sabés que te cazarán como una rata asquerosa y te quedás esperando que te metan el cajón

El mensaje manifiesto: los gringos están jodidos

El mensaje latente: qué jodidos están los gringos

El consejo: podés verla en DVD o no verla, no pasa nada, no te perdés nada, si la ves…lo mismo

El personaje entrañable: Gandolfini, pero porque todos los muertos producen simpatía

El personaje emputante: el que contrata a Pitt

El agradecimiento: que no dura las casi tres horas que supuestamente iba a durar.

Si ya la viste,puntúa la película!

4 Comentarios

    • Gia! puej…aburrida nomaj. Ya vi The place beyond the pines, esta semana me veo la otrita de Ryan Gosling y hago una reseña por 2. Stoker no la veo aún, sigo con la esperanza que llegue al cine y me estoy esperando, pero ya no aguanto 😮

       
  1. esta película es muy pero muy mala…
    tan mala que no vale la pena ni verla en HBO cuando la pasen por cable
    Brad Pitt repetido en su papel de Brad Pitt, Gandolfini editado e innecesario, Liotta desperdiciado, guión burro e historia inútil

     

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Últimos de cine

Go to Top