LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

CINE: Gravity

Complaciendo los mails que nos llegaron, cumpliendo con el sagrado deber hacia el lector y a pesar de que ya sacaron a Gravity de cartelera, aquí la reseña:

“You’ve got to learn to let go”

Que seres tan diferentes como Michael Moore, Santiago Segura y James Cameron estén de acuerdo en lo “maravillosa” que es Gravity ya daba para llamar la atención. Santiago Segura lo dijo fuerte y claro a través de twitter: “Cuarón es el puto genio” y yo estaba como que “sí, capaz que sí”.

Me gusta Cuarón, me gusta más que Iñárritu, haciendo comparaciones al pedo/odiosas/inútiles.

Tampoco es que Cuarón  tenga una extensa filmografía, pero no sé, me gusta.

Después de una espera que se me antojo eterna (más larga que mi vuelta al blog) pude disfrutar de Gravity en 3D, como tiene que ser.

gravity_poster

La primera secuencia es poderosa, las voces que se perciben casi en off, la presentación de los elementos, de los personajes, el 3D que pocas veces es tan bien usado y tan adecuado, todo hizo que hundida en la butaca susurrara: “Qué hermosa”.

Cuarón nos traslada al espacio. Literalmente. Sandra Bullock es la Dra. Ryan, George Clooney es Matt y hay un tercer tipo que anda por ahí.

Los primeros minutos están dedicados más o menos a que nos quedemos apantallados por lo visual y que a nivel narrativo entendamos que la Bullock es pajarito nuevo, que Clooney es el gringo campechano y veterano en su último viaje,  y el otro (el que orbita/gravita/whatever) seguramente será el primero en morir.

Muere intrascendente personaje, muere!

A Clooney lo quería matar yo misma, sehhh. El gringo buena onda, despreocupado que puede cambiarte una llanta en medio de la carretera es un papel que le he visto muchas veces, y más en entrevistas personales (insertar emoticón de Heisenberg).

La película avanza dos pasos y el drama estalla como piñata mexicana. Nosotros, en la butaca, empezamos a temer por la vida de los personajes y a sufrir con ellos.

Lo inhóspito y lo irreductible del espacio te golpea frame a frame.

A ojo pelado podemos decir que Cuarón es el puto genio y que Segura tiene toda la razón del mundo. Lubezki es el encargado de la dirección de foto. A Lubezki lo amamos desde El árbol de la vida y su fotografía unida a una muy buena colección de efectos especiales garantizan el “viaje” que los lentes 3D y todas las reviews previas prometían. Suntuosos planos secuencia aparecían y desaparecían. Hay partes que hasta marean y dan la sensación de vértigo o por lo menos así se sentía desde la fila 5.

Sandra Bullock George Clooney

Sin embargo, en mi mente resonaba lo que dijo James Cameron, cagándose un poquito en Kubrick, y cito: “Creo que es la mejor película del espacio que se ha hecho nunca”.

Este…Momentito Cameron, momentito!

Luego de ver la obra de Cuarón, esa afirmación dicha por Cameron o por cualquier otro da como para que nos trencemos a manazos y a hijueputazos alegremente y si la cosa se caldea mucho elegir las armas al amanecer.

Porque Gravity funciona como espectáculo, como película pipoquera destinada al entretenimiento vacío y autocomplaciente, como una historia del género thriller-survival harto ya vista, en la que sabemos que a Cuarón  –ALERTA DE SPOILER– le va a temblar el pulso para liquidar a su personaje y hacerlo arder en una llamarada infernal al contacto con la tierra o no va a querer que ese diálogo imposible/onírico de Bullock con el personaje de Clooney sea simplemente una manera poética de decirnos que la doña murió, claro que NO. Cuarón va a poner a Ryan como la súper heroína, más resistente que Kenny (el de South Park) y nuestro amigo Clooney se sacrificará en pro de la supervivencia de Sandrita, sin que se le encojan los huevos ante la inminente muerte espacial FIN DE SPOILER y todo eso ESTÁ BIEN!

No hay que confundirnos. Cuarón no promete una película de autor. Cuarón hizo una película producida por David Heyman (productor de todas las Harry Potter), protagonizada por Sandra Bullock y George Clooney, con un presupuesto de más de 100 millones de dólares, y vuelvo a decir: está muy bien.

gravity-

Que el guión se ponga como quinceañera cursi believer a mitad de camino, y que después tengamos que ver a Ryan en posición fetal para preparar su “renacimiento”, y conversaciones religiosas de por medio, escuchar su lacrimógena historia con el objetivo de que nos de penita y le gritemos a la pantalla: “DENLE UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD A ESA COJUDA DE SER FELIZ”, tampoco lo podemos negar, porque para qué mentirnos a estas alturas de la existencia. Somos grandes.

Aún así, Cuarón lleva su película a un nivel más que aceptable.  Los reflejitos en los cascos, los momentos de tensión, la pesadilla espacial, el miedo, la soledad, lo jodidamente buena que está a nivel visual, artístico y estético, una dirección que consigue que no me empute tanto Clooney y que Sandrita haga un digno papel, sí, es un festival para los sentidos.

Memorable por lo que se queda en tu retina, y absolutamente prescindible si te ponés a reflexionar sobre su contenido. Ni modo. Estamos en una época en que la forma se come a la sustancia.

Pero en el caso de Cuarón, QUÉ FORMA!

Lo mejor: Lo visual

Lo peor: A partir de la mitad, el guión se pone muy choto

La escena: Me quedo con el inicio y cuando cosito se tiene que desamarrar (happy moment)

Lo más falsete: La escena Wall-e de la Bullock con su improvisada turbina

El mensaje manifiesto: Hay que lucharla hasta lo último

El mensaje latente: Querubines, en la vida no hay un guionista que te salve irrisoriamente de las desgracias

El consejo: Si todavía está en cartelera vela en 3D y con subtítulos, eso sí …sin esperar la revelación del cine de autor.

El personaje entrañable: Marvin, el marciano

El personaje emputante: un poquito Clooney, un poquito Bullock

El agradecimiento: Por los planos secuencia, por Lubezki, por lo bello y lo triste.

CURIOSIDADES

–       Dura solo 91 minutos

–       En una conferencia de prensa en México, un periodista de farándula le preguntó a Cuarón qué tan difícil fue filmar en el espacio, aquí el link de youtube: http://www.youtube.com/watch?v=ipoH7iRUo-o

–       El guión es escrito por Cuarón y su hijo de 29 años Jonás.

–       Como era de esperarse, Cuarón trabajó en estrecha colaboración con la NASA.

–       Además, la NASA proporcionó mucha documentación para el éxito de la película: “Tuvimos la gran oportunidad de que la NASA estuvo de acuerdo en enviarnos sus documentos, incluyendo fotografías y filmaciones de archivo” dice Tim Webber, el supervisor de los efectos visuales en la película.

–       El director James Cameron, dijo que ‘Gravity’ era “la mejor película jamás hecha sobre el espacio” En ella exclamó su admiración por el film: “Me quedé de piedra, totalmente anonadado por la película. Creo que es la mejor imagen jamás vista del espacio”.

–       Por otra parte, en la habitual lista de Tarantino de sus películas favoritas, ‘Gravity’ ocupó la posición número siete.

–       La estación espacial china en la vida real se llama Tiangong (palacio celestial). Su lugar en la película consistió en un pequeño módulo habitable. El objetivo del programa Tiangong en la vida real es la construcción de una estación espacial muy similar a la de ‘Gravity’ para el 2022.

–       Originalmente el papel de Sandra Bullock habría sido pensado para Angelina Jolie. Luego de que ella abandonara el proyecto, una serie de actrices pasaron a ser consideradas para el rol. Entre ellas estuvieron Scarlett Johansson, Blake Lively y Natalie Portman (que fue eliminada por su embarazo).

–       Bullock tuvo que pasar por seis meses de entrenamiento físico. Bullock y Cuarón trabajaron minuciosamente en un detalle crucial de la película: la respiración de Ryan.

–       Los ensayos de las escenas, según señala Cuarón, se convertían en una especie de sesiones de baile: “Una vez que empezamos a preparar la sesión, era casi más como una rutina de baile donde estábamos ‘uno, dos, tres a la izquierda, uno, dos, tres a la derecha’”.

–       Por su parte, Robert Downey Jr fue el primer candidato para tener el papel que terminó interpretando George Clooney. Así como Jolie, el actor decidió abandonar el proyecto y Cuarón se dio cuenta de que el estilo de Downey Jr no era tan compatible con el personaje como el de Clooney. Algunas fuentes citaron que Downey Jr. resultó demasiado informal con el proyecto.

–       A continuación, les dejamos el cortometraje Aningaaq, dirigido por Jonás Cuarón que originalmente iría a parar en los extras del Blu-ray de Gravity. Warner Bros. decidió lanzarlo antes en aras de conseguir una nominación al Oscar en el rubro de Mejor Cortometraje de Ficción, cosa que no ha logrado, pues la Academia ya dio a conocer a un filtro de diez finalistas de entre los 120 que competían; para ahora intentar limitar la terna a entre 3 y 5 trabajos. En el video spin-off, de casi siete minutos de duración, se ve la otra cara de la conversación que el personaje de Sandra Bullock mantiene con -ahora sabemos-, un pescador, de nombre Inuit, en Groenlandia, mientras intenta pedir auxilio a través de una radiotransmisión desde el espacio.

Si ya la viste,puntúa la película!

Últimos de cine

Go to Top