LOST IN CONTEMPLATION OF WORLD

CINE: Alien: Covenant / Wonder Woman – Mujer Maravilla/ Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Por: Mónica Heinrich V.

Estamos bombardeados de blockbusters así que no queda nada mal bombardear spoilers. Avisados están.

ALIEN: COVENANT o la falacia del bicho malo

Quiero romper una lanza a favor del bicho/los bichos de Alien: Covenant. Déjenme decirles que la tripulación de Covenant (toda, incluidos los que están en estado de soponcio) merece que los bichos los penetren, naden en medio de sus órganos, los succionen cual bombilla en un vaso de milkshake y los hagan estallar sangrientamente.

Es más, si no existieran los xenomorfos apuesto mis pertenencias terrenales y divinas que esos pendejos igual encontrarían una manera estúpida de morir. Hasta un caniche ciego acabaría con sus vidas.

Ridley Scott vuelve a las viejas mañas, las que hicieron naufragar a Prometheus (reseñada ACÁ), y nos cuenta una historia que ya hemos visto no una sino cien veces: Tripulación reputada, re-tarada, re-inútil explora planeta desconocido para lidiar con desconocidos bichos extraterrestres mientras un conocido droide malo es el master puppet del rancho.

John Logan (Gladiator, 007:Spectre, El último samurai, Hugo) y Dante Harper (debutante) son los dueños de los deditos a los que acusaremos del guion. Deditos pillos que crean personajes como Orum (Billy Crudup) un fulano acomplejado que toma las riendas de la nave y las peores decisiones que he visto en pantalla desde las que se tomaron en la fallida Interstellar (reseñada ACA) y las no menos terribles de la tripulación de Life.

Daniels (Katherine Waterstoon) va de allá pa acá en desacuerdo con Orum pero siguiendo sus órdenes sin un peso partido al medio de criterio como el resto del equipo. ¿No se supone que estos sujetos que desprestigian la profesión del astronauta, al científico espacial o el concepto de ser humano evolucionado, fueron entrenados, son las mentes más brillantes de su rubro, detalles por los que se les encarga un bollo de boludos durmiendo o embrionando?

El resto de la tripulación está ahí solo para que los guionistas tengan cuerpos a disposición mientras avanza la película y nos den un festín de vísceras y sangre. Menos mal que el actor mexicano nominado al Oscar Demian Bichir no muere entre los primeros, aunque su papel pasa sin pena ni gloria como futura comida alienígena.

Bueno chicos, tratemos de no morir estúpidamente

¿Se acuerdan de Dave/David (Michael Fassbender) de Prometheus? El susodicho regresa malo y solemne como en la película del 2014 y lo hace x dos. Sí, sí, hay otro droide igualito a él llamado Walter. Ni bien se encuentran Dave hace un extreme makeover y queda físicamente idéntico a Walter. Nadie se pregunta porqué lo hace, nadie sospecha nada de nada, porque claro, los básicos terrícolas andan corriendo por oscuros pasadizos tratando de salvar sus miserables vidas.

Como marca registrada, los intentos de hacer trascendente la franquicia llevan a Ridley a crear todo un discurso filosófico sobre la creación, la humanidad de las máquinas y la reacción de las personitas en situaciones difíciles. Me aburro.

No hay una sola escena memorable. Una sola. Si alguien piensa que existe una escena WOW hágamelo saber en los comentarios porque me la perdí. Lo único medianamente anecdótico sería el beso a beso de Fassbender con Fassbender.

No hay misterio, no hay tensión, no hay coherencia, no hay flores en el campo, ni estrellas en el cielo, ni canela en tu capuccino, es como estar ante un mago decrépito que desea hacer el truco de sacar el conejo del sombrero y no hay conejo. NO HAY CONEJO.

Lo ves con penita, con ganas de irte y dejar de presenciar cosas que ponen tu corazón triste y tu alma cansada.

Alien: Covenant es un fan service barato. Cercana al desastre de Life, con la diferencia que se toma mucho más en serio a sí misma y no tiene un bicho carismático como Calvin que por sus propios medios consigue llegar a la tierra a barrer con todo.

#teamCalvin.

Lo mejor: que gustará a algunos fans Lo peor: no aporta nada nuevo al género ni a la franquicia La escena: la de Oram persiguiendo a David que ya  sabe es el villano y se meten a un cuarto donde hay un bollo como de plantas carnívoras y David le dice “mirá de bonitas” y el otro menso se asoma a pesar de que es OBVIO que no debería acercarse por ningún motivo! A partir de ahí es difícil tomarse en serio lo demás Lo más falsete: La que puse como la escena, y la de David siendo costurado por Daniels cuando supuestamente la nueva versión de droide se autocura de sus heridas. Imbéciles. El mensaje manifiesto: lo vintage puede vender tickets El mensaje latente: figurita repetida no llena álbum El consejo: mirala sin NINGUNA expectativa, tanto de la franquicia como del mamerto de Ridley Scott El personaje entrañable: los bichos cuando se comen a todos esos brutos con b gótica El personaje emputante: los brutos con b gótica El agradecimiento: por los bichos cuando se comen a todos los brutos con b gótica.

Si ya la viste, puntúa la película!

Nuestro promedio actual
Ya calificaste!

MUJER MARAVILLA o la falacia del feminismo

Ciertamente la directora Patty Jenkins tiene un currículum donde sobresale el filme Monster (el de Charlize Theron) y supongo que por esas credenciales la contrataron para que en Mujer Maravilla se venda la pomada de heroína feminista o emponderamiento femenino que ya se sugería en el cómic.

Hay que tomar en cuenta que el nacimiento de la Mujer Maravilla como personaje creado por William Moulton se da en otro contexto, sus pequeñas batallas personales como “mujer que rompe moldes” en ESE contexto están más que justificadas. La Mujer Maravilla nace en la Segunda Guerra Mundial, sin contraparte masculina y como miembro de la famosa Trinidad que conforma junto a Batman y Superman. Desgraciadamente, estamos ya en el 2017 y si querés romper moldes, rompelos y hacelos añicos de verdad.

Acá no se rompe ni una tacita de té, porque Wonder Woman como ligero canapé puede ser digerido sin mayores sobresaltos. Tiene protagonistas lindos (sí, los feos no son héroes a menos que sean directamente deformados como La Mole), tiene un trasfondo problemático (la primera guerra mundial puede ser el escenario ideal para que la chica Barbie feminista se luzca), tiene personajes carismáticos (indio, turco, escocés, la secretaria, etc.) y se une al universo de Batman (no debe faltar un galán a futuro, claro). Más de lo mismo.

Esta nueva propuesta de DC no me emocionó en demasía pero asistí a su desarrollo narrativo sin mayores exigencias, porque Mujer Maravilla es eso: una película que gira en torno a Mujer Maravilla y nada más.  Es la presentación de un personaje, de un universo y la preparación para cuando dicho universo se revuelque con otros universos. También podemos afirmar que es de lo mejorcito que ha dado DC después de los fiascos que supusieron BvS (reseñada ACA) y Suicide Squad (reseñada ACA). Aunque este último argumento mueve a la risotada teniendo en cuenta que con semejantes comparaciones cualquier película de medio pelo sale bien librada.

Donde estoy en absoluto desacuerdo es en los ríos de tinta vertidos en críticas y sinopsis en las que se pone a esta película algo simplona como una revelación del género y lo que es peor venden a su protagonista como lo que toda señorita de buena crianza debería soñar ser: ¿fuerte? ¿independiente? ¿luchadora? Y bla bla bla.

Para ser honesta me aburre un poco incluso analizar esa visión, pero teniendo en cuenta que parte del Hype es anclado en ese paradigma, ni modo.

¿Llevame a la tiendita de la esquina, Steve?

Para empezar Diana (Mujer Maravilla) vive en su isla de amazonas sin preocupación alguna hasta que el personaje de Chris Pine aparece. O sea, caballero galante le dice “oye nena, el mundo no es lo que pensás que es. Mientras vos soñás con maripositas preñadas afuera hay una hecatombe”. Ella no puede valerse sola en ese mundo inexplorado por lo que tiene que irse sí o sí con el fulano recién llegado. El fulano es el que la lleva y la trae por todos lados y quien además termina decidiendo el curso de sus acciones incluidos los trapos que se pone, mientras ella observa lo que pasa con sorpresa, indignación y/o embeleso. El fulano es quien hace el sacrificio mayor, ella cual doncella del medioevo está lloriqueando al descubrir que se equivocó, que el ser humano es bien cochinito y rastrero. El fulano va y se inmola y como consecuencia de esa muerte ella agarra fuerza y valor para enfrentar a Ares. Luego se pasa décadas añorándolo cual Penélope para volver a sonreir gracias a la relación epistolar con Batsy.

Los comentarios sobre el físico de la protagonista son los que sirven de gags constantemente, y lo peor: la boquita de Diana suelta todo un discurso cursi y naif sobre el amor y el ser humano que no se lo escucharíamos nunca a un súper héroe masculino, ni siquiera al calzonudo de Superman o al insulso de Capitan América.

La película explora una veta filosófica en la que Diana descubre y asume que Ares (el villano) no existe, que son los seres humanos los que hacemos las guerras, los que matamos gente, los malos, los mezquinos, admiraría al guionista si se hubiera apegado a esa línea, si el arco narrativo se mantenía. Sin embargo, vuelve a su precepto inicial y cuando estamos murmurando en la butaca: “Ah, esto es lo que le ven, por eso tiene buena puntuación en el rotten”, pum nos pincha el globo y muestra a un Ares real, un bigotón tan ridículo y estridente que poco aporta a una tercera parte del filme que ya viene muy accidentada.

El guionista no es otro que Allan Heinberg, un debutante en la pantalla gigante y cuyo currículum rezuma cursilería al ser el responsable de episodios televisivos para Gilmore Girls, Greys Anatomy, Scandal, OC, Sex and the City, Party Of Five.

Si tomamos a Wonder Woman como una película solo para entretener la pupila y disfrutar sin culpas, su discurso cursi de la vida puede equipararse a los que balbucean algunas animaciones de Disney o Pixar y zafa, sino tenemos una película muy bien filmada, con un guion flojito flojito, una linda protagonista y con la parafernalia necesaria para hacerse un hueco en el mundo de súper héroes.

Alcanza para un momento de solaz, de esos en los que no importa que una Barbie humana te diga que lo que importa es el amor, siempre y cuando te lo diga enfundada en un entallado vestuario que resalta sus atributos y con muchos slow motions para que los disfrutemos a pleno.

No tengo ni ganas de remitirme a los cómics, pero si les interesa les diré que una vez más se han pasado por el ojete la historia de los cómics. Lo único fidedigno es el personaje de Steve Trevor como el tipo que cae en la isla, lo que sigue después que Diana lo salva es un saludo a la bandera que estos crispines llaman “adaptación” y que en realidad quiere decir: “hice lo que me dio la gana”.

La actuación de Gal Gadot está al nivel de la de Henry Cavill (Superman), claro que Gal es más simpática. Imaginarme un duelo de ceños entre ambos fuera de los que vimos en BvS (Batman Vs Superman) me dejó tranquila sabiendo que en un futuro cercano no sucederá dado que el cuerpo del hombre de acero se encuentra enterrado a una buena profundidad.

Lo mejor: no es aburrida y la música estuvo buena Lo peor: ¿qué carajos es eso de que esta doña con  discurso de princesa Disney, guiada/adoctrinada por el personaje de Chris Pine es feminista? La escena: cuando cosita se lanza a toda madre contra las filas enemigas Lo más falsete: la tipa que creyó en ella muere por defenderla y la Diana panchota, también toda la secuencia del baile y la aparición de Ares El mensaje manifiesto: si lo disfrazás bien consigue engañar El mensaje latente: ponele más azúcar y nos volvemos diabéticos El consejo: para verla con Coca Cola, Snickers, Pipocas, Nachos con queso y cualquier elemento ad hoc a la plasticidad El personaje entrañable: Charlie El personaje emputante: ella y él El agradecimiento: porque Batsy devolvió la foto que es TAAAAN importante para Diana.

Si ya la viste, puntúa la película!

Nuestro promedio actual
Ya calificaste!

GUARDIANES DE LA GALAXIA o la falacia de todo lo que no es baby Groot

Hace ya tres años salió la primera Guardianes de la Galaxia (la reseña ACA). No voy a mentir: llené un balde de baba por Groot y quedé en estado de viudez cuando se sacrificó por todos NOSOTROS. Esa pequeña ramita creciendo y bailando en una macetita ha sido el pensamiento que me ha sacado de hondas tristezas en los últimos años.

(insertar música de autoayuda ochentera)

Esperaba la secuela con un gran letrero de “Bienvenida”, pensando que Jimmy (el director James Gunn) llenaría las expectativas de seres humanos cuyo único momento de Felicidad se da cuando se apagan las luces en una sala de cine.

Y justo cuando nuestra espera ya entraba a la guardería, Jimmy aparece con este Vol. 2. Oh, Jimmy. Jimmy. Jimmy.

Resulta que Groot ya creció un poquito pero ese cerebringo no está muy desarrollado por lo que a veces confunde las cosas o entiende mal, lo que lo convierte en el personaje más honesto del boliche. Sí, baby Groot a las claras actúa y se mueve con la ignorancia y la mamertez derramadas por todas sus ramas, el resto se las da de muy cools y muy guerreros y muy autosuficientes y en la práctica son un cero al cuadrado.

esa sonrisa con la que esperás ver el mundo arder

Ok. La primera entrega era también un espectáculo de colorida, musical y divertida idiotez, pero tenía a su favor la novedad.

Con la novedad muerta y enterrada, hay que remar en dulce de leche, y Jimmy (Oh, Jimmy) trata de ponerse “creativo” insertando más personajes, más tramas ocultas, más ridiculez, todo en onda hiperbólica tanto que al final te empachás y solo deseás que acabe de una maldita vez.

A favor de Guardianes de la Galaxia Vol. 2 diré que tiene momentos, secuencias que nos reconocilian con Jimmy y el universo: La aparición de Stallone, las intervenciones de Mantis, las de Yondu, y lo más importante: absolutamente todas las pequeñas y grandes apariciones de él, de baby Groot.

En la esquina opuesta tenemos la música pegada a fuerzas a la acción, algunos gags que no funcionan, el entramado del guion donde no hay hilo lógico y el excesivo tunchi tunchi de acción planetaria que se vuelve muy redundante. El despropósito mayor es Ego (Kurt Russell) que aparece como padre-planeta-sermultidimensional-dios-pelotudoequis que se presenta a Peter Quill muy al estilo Darth Vader con un “Soy tu padre”. El tipo anda todo seductor y maquiavélico para luego hablar un montón de huevadas que echan por tierra los planes que forjó durante años. Ego podría dictar un cursillo en la CAINCO que se llame: Cómo destruir tus planes en 1 sencillo paso.

Técnicamente, la pandilla entera está viviendo en Ego (recuerden que es un planeta) y Ego nunca se entera de nada de lo que traman ellos ni su empleada/esclava Mantis. Ego podría dictar otro cursillo en la CAINCO que se llame: Cómo ser un Dios y no enterarte de un carajo.

Pensar que en el cómic original Yondu (Michael Rooker) es uno de los fundadores de Los Guardianes de la Galaxia me hace reflexionar sobre la también falacia de eso llamado apariencias y de esa práctica grosera llamada tergiversación de hechos.

Así es queridos, Yondu en el cómic es uno de los patriarcas, de los propios, no un pelotudo secuestrador de niños o descendientes. Jimmy lo pone como un villano en Vol. 1 y luego le da el cambiazo en Vol. 2, para no perder esa bella costumbre del casette ochentero: Lado 1 y lado 2. En realidad, las intenciones macabras de Jimmy son usar al pobre Yondu para matarlo y que se implante en nuestra memoria como el “daddy” muerto de Peter.

Nada de eso nos importa, bueno, nada de eso me importa. No me importa, Jimmy. La posibilidad de ver a baby Groot creciendo, robando pantalla al trochi mochi, me invita a pensar que Jimmy planea que compremos entradas de las próximas entregas solo para ver a este adorable ser.

Bien jugau, Jimmy, bien jugau.

Lo mejor: baby Groot Lo peor: se siente larga A PESAR de baby Groot La escena: cuando baby Groot va a buscar la aleta de Yondu y cuando baby Groot tiene que elegir los botones Lo más falsete: Ego y sus cursillos básicos en la CAINCO El mensaje manifiesto: si la película fuera solo de baby Groot sería mucho más divertida El mensaje latente: Queremos más baby Groot! El consejo: comprate el muñeco de baby Groot y Groot El personaje entrañable: a que no lo adivinan: BABY GROOT El personaje emputante: Ego, Peter Quill El agradecimiento: por BABY GROOT y los extras finales donde baby Groot es adolescente y vive masturbándose.

Si ya la viste,puntúa la película!

10 Comentarios

  1. Sin animo de polemizar Monica, no llegan a la sin par Santa Cruz mejores peliculas donde puedas invertir tu tiempo e ingenio comentandolas? Ojala que si. La malhadada saga de los Alliens no merece ya ser mencionada si bien en su dia fueron logros de la entonces novísima animación 3D.
    Tu bienhadada frase: ” ¿qué carajos es eso de que esta doña con look de Barbie y discurso de princesa Disney, guiada/adoctrinada por el personaje de Chris Pine es feminista?” pinta tan perfectamente a la Wonder Woman con lo que tampoco vale la pena verla….

     
    • Uju, Pablo, si solo voy al cine a ver las pelis buenas pues iría una vez al mes! o capaz que menos. Yo disfruto todo, aunque en las reseñas tenga que decir lo que no me gustó voy entusiasmada a ver todo. Además me habían pedido mucho las reseñas de Alien y de Guardianes de la Galaxia jejeje…ya vendrán reseñas de las buenas! ya vendrán! mientras tanto hoy me toca ir a ver una peli que dicen que es MUY mala: la Momia con Tom Cruise, y estoy emocionada igual! :p

       
  2. Con lo de Alien Covenant, creo que ya todo está dicho, y de aquí en adelante si Riddley insiste con estas patrañas, pues ya no pienso pagar más por ellas. Coincidimos al menos en que si esas tripulaciones (Prometheus, Alien: Covenant y Life) se supone que son lo mejor de lo mejor de la humanidad, pues estamos bien condenados a servir de sustento a seres más evolucionados o más adaptables (¿No estarán sugiriendo acaso, en parte, nuestro futuro?).
    Lo de Wonder Woman es también potable y tal como dices, que comparada con los patéticos intentos superheroicos previos de la Warner/DC cualquier película dirigida por cualquier fulano con dos dedos de frente sale muy bien parada. A mi lo que más me molestó fue que hicieran su introducción en la Gran Guerra en lugar de la II Guerra Mundial. Aparte de eso y de la robada de escena de Steve (Chris Pine) al final, la película vale la pena de verse aunque dicho placer solo dure una vez.
    Respecto a Los Guardianes Vol. 2, también concuerdo contigo en que ha habido un ligero bajón en cuanto a la calidad total, comparada con la primera parte (e incluso la selección del Awesome Mix Vol. 2 deja un poquitín que desear, excepto ese temón de Sam Cooke, que casualmente en la peli se oye con un poco de dificultad).
    Había algo que no me cuadraba… Y es precisamente el motivo por el que insistía tanto con la reseña de esta película y al final lo hiciste notar con una claridez meridiana… Y es la pelotudez de Ego y sus cursillos aptos para la CAINCO. Se nota que él no ha tomado el cursillo de “Cómo ser un padre, sin morir en el intento”.
    Gracias como siempre por unas reseñas que a veces son más entretenidas que las mismas cintas reseñadas y que hacen por lo menos valer en algo el tiempo y el dinero que de otro modo habrían sido totalmente desperdiciados… Bye!

     
    • Gary!! pues sí pero hay que seguir dándole oportunidad a Ridley además el señor ya está más cerda del cielo que de la tierra, tiene como ochenta y pico años…

      Sobre mujer maravilla Hmmm vas a creer que yo esperaba también los nazis y eso, porque el nacimiento del personaje es pues en ese contexto, sí pienso que como decís es potable y puede dar más juego en el futuro, ojalá la agarre un buen guionista y un mejor director para elevarla…Gal ha hecho un buen trabajo en su personificación y se le podría sacar partido.

      Y finalmente, si no fuera tu insistencia sobre la reseña de Guardianes de la Galaxia capaz que no la hacía porque se me cruzó de todo jejeje casi casi dejé pasar todos estos blockbusters, así que gracias a vos por animarme a escribirla! y por ser un lector de la página tan comprometido. Un beso!

       
  3. Hola Monica! Respecto a ALIEN COVENANT, tengo una opinión diferente a la tuya y no por eso estoy en desacuerdo con lo que comentas. Mira yo soy una cursi enamorada de lo que hace Ridley Scott y gran parte de mi admiración es a la innovación que siempre encuentro en sus películas y la impecable manufactura en cuanto a escenarios, efectos, personajes, etc. Y aquí te externo mi opinión en cuanto a los personajes que dices se pasan de inocentes. Se supone que esta es precuela de las anteriores (excepto PROMETEUS) por lo que debe uno verla con la idea de que todo es nuevo para ellos. Incluso el ridículo asomo del personaje a los huevos se entiende porque es una sorpresa e inocencia absoluta a lo que pudiera pasar. Para uno resulta risible que haga eso, pero el Director lo tiene bastante claro a la hora de filmar esa escena. Para mí sigue siendo disfrutable el admirar el trabajo del Maestro Scott en una pantalla de cine. Aunque hemos visto bastante de ALIEN no me canso de esperar con ansias las novedades que siempre tiene en cada una de sus películas (como eso de inocular un alien mediante esporas). No espero que cambie tu opinión ni me des la razón. Simplemente quise que supieras que habemos fanáticos que aún disfrutamos este tipo de películas. Un saludo de una fan de tus reseñas! Hasta pronto.

     
    • Flor, muchas gracias por tu comentario! Entiendo perfectamente tu sensación sobre Alien, incluso con un amigo hablábamos de que se le puede objetar cualquier cosa pero no deja de ser visualmente una película superior a la media gracias a los talentos de Ridley. Creo que cada uno tiene razones o encuentra razones para disfrutar una película y las tuyas me parecen perfectamente válidas así que bienvenidas sean. Es más, siempre digo que mientras la gente disfruta más una película, cualquiera que sea más se demuestra la magia del cine. Un beso!

       
  4. Muy buenas!,mi queridísima!!!,creo que con alíen:covenant,se podría decir que Ridley Scott salva”algo” de lo ocurrido con “Prometheus”,todavía es fascinante los lugares que encuentran para filmar y hacerlos ver cómo otros mundos,creo que es lo que más me gusta de las pelis de ciencia ficción,y si a ti te gustaron las escenas de baby groot,a mí me gustaron las escenas del alíen,matando a cuánto humano terco con poder de colonizar otros mundos.
    Con respecto a “guardianes de la galaxia gol.2”,me pareció un disparate lo de ego,pero a lo mejor es un mensaje para lo que quiere hacer la NASA,con esto de continuamente buscar otros planetas para colonizar…,a mi me gustaron muchas escenas ,tanto de baby groot,como la del tío fornido y la esclava de ego,supongo que lo que salva a esta producción es el humor,tiene escenas muy cómicas,y en comparación a ALÍEN,exageran un poco con los mundos coloridos,a lo mejor son así en el cómic,pero podrían no exagerar tanto.
    Wonder Woman llega este 23 a España,así que no puedo comentar nada al respecto,una pregunta has visto alguna peli francesa?
    Las pelis francesas en mi opinión son un aire fresco en comparación a los blockbuster de los estados juntos,podrías también hacer alguna reseña de alguna peli Francesa,de vez en cuando..,;-)
    Sin más que decir …,abrazo enorme!!!

     
    • Jose luís, pues entiendo perfectamente el amor a los aliens…son lo más interesante de las pelis de ciencia ficción y claro, es verdad que Ridley le pone algo de estilo a ese despelote.
      Contamos qué te parece wonder woman!!
      sobre pelis francesa…he visto muchísimas, justo la semana pasada vi 2…hay también algunas reseñas en la web de pelis francesas, pero esta semana en honor a tu comentario subo miércoles una reseña de una peli nueva.
      Besos!

       
  5. Particularmente me disgustó que Ridley se apesadumbrara tanto por la ola de críticas que recibió a causa de Prometeo, que abandonara todo el proyecto que aún tenía por enseñarnos (que a mi parecer tenía potencial), que asesinara a los “ingenieros” y a la protagonista principal y que cambiara el rumbo de la historia de un modo tan obvio. Me dejó con la impresión de ser una película preparada ad-hoc en subordinación a la crítica. Graciosamente trataba de paliar las heridas generadas por esta misma crítica, que al final lo castigaron reabriéndolas con mayor profundidad. (La taquilla lo consintió, es cierto, pero reconozcamos que con buena o mala película, igual habría sucedido así, el bichango ése babeando en los afiches y eso no hay que perdérselo.)
    Los aspectos “filosóficos” (aunque acá la palabra es demasiado generosa) que se toman en cuenta me parecieron el lado fuerte del film. La perfección del ser es comprendida como aquello que un creador puede buscar a través de sus engendros; ya no se trata del mito clásico según el cual el creador será siempre superior a su creación. En este caso el deicidio no sólo es una posibilidad, sino una consecuencia de las leyes naturales. Podría ser una muestra del paradigma moderno que se tiene sobre el origen de la vida, la evolución y la deidad en el imaginario popular.
    Es verdad que otros han explorado esta idea en la ciencia ficción con mayor profundidad, como en el caso de Asimov (el hombre crea a la computadora, pero la computadora termina creando a una computadora superior, que a su vez crea al hombre para crearla), pero aún así me pareció un tema fuerte para ser incluido en la saga. Son las torpes resbaladas en el momento de peligro (que ocurren no una, sino dos imperdonables veces en menos de diez segundos), el incendio accidental de la nave a lo Looney Tunes, la exploración de un planeta desconocido sin ninguna cautela propia del sentido común, y todas esas perezas argumentativas que esperamos de una película de terror las que nos defraudan y nos subestiman como espectadores.

     
  6. estimada Monica.
    Para mi eres un referente para analizar obras de arte … redacción impecable con un genial sentido del humor.. debe ser toda una experiencia ir contigo al cine.

    Por favor no te olvides de logan!!

     

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Últimos de cine

CINE: Get out / Huye

Por: Mónica Heinrich V. Es difícil desprenderse del encanto de Get Out.
Go to Top