Bueno, algo pa´airear tanto palabrerío…Este “experimento” nos llegó a través del mail, y para llevarlo a cabo necesitamos.

· 1 huevo y 2 celulares
· 65 minutos para llamar de un teléfono a otro. Y lo arrejuntamos todo tal cual la imagen:

Iniciamos una llamada entre los 2 celulares (pucha que es ociosa la gente) y los dejamos por 65 minutos, aproximadamente.
Los primeros 15 minutos no pasa nada…
A los 25 minutos, el huevo comienza a calentarse.
A los 45, ya está caliente.
Y a los 65, ya estará cocinado.

El mensaje a la conciencia?: La radiación emitida por los celulares es capaz de modificar las proteínas del huevo. Imagínate qué puede hacer con las proteínas de nuestro cerebro cuando hablamos por un teléfono móvil.

Respuesta desde este lado del mundo: No queremos pincharle la burbuja a nadie pero 1, nadies hable con un celular en cada oreja, dos: aquí en “our beatiful country Bolivia” (diría una Miss), ni loco alguien gastaría su crédito el tiempo suficiente pa hacer un huevo frito de su cerebro…pero weno, se acepta que la radiación sí afecta…pero también la tv, la compu, el teléfono normal..etc..etc..etceterísima.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

*